El próximo 30 de noviembre las y los residentes del Hospital 12 de Octubre que prestan sus servicios en Urgencias, están llamados a la huelga. ¿El motivo? Encontrarse desamparados en un servicio tan duro debido a la falta de  médicos adjuntos que los apoyen. Recordemos que los residentes son estudiantes y que, hoy por hoy, llevan el peso de las urgencias en la mayoría de los hospitales madrileños.
– MATS: ¿Qué os ha llevado a convocar la huelga?
– Residentes.: Lo que nos ha llevado a esta situación es el habernos sentado a analizar los problemas que vemos en Urgencias del 12 de Octubre porque es algo repetitivo, lleva ocurriendo muchos años, que las y los residentes nos sintamos solos y desamparados ante los problemas que puedan surgir, fundamentalmente, por la noche. No hay el suficiente personal de médicos adjuntos que nos apoye en la toma de decisiones.
– MATS.: ¿Quiénes estáis llamados a la huelga?
– R.: Las y los residentes que prestan sus servicios en urgencias, en la puerta, que son bastantes: residentes de casi todas las especialidades médicas y muchas quirúrgicas, así como muchas de las especialidades que hacen guardia en el pull de traumatología.
– MATS: ¿Cuál es el papel de las y los residentes en un hospital? Porque lleváis casi todo el peso médico tanto en las consultas como en los servicios de urgencias.
– R.: Sí, sobre todo la desproporción entre adjuntos y residentes es muy sensible en urgencias. En el 12 de Octubre, a partir de las 9 de la noche, se quedan 2 adjuntos y 22 residentes, de los cuales más de la mitad es de R2 hacia abajo, es decir, residentes de primer y segundo año. Este es el hospital que peor ratio tiene en la Comunidad de Madrid si relacionamos el número de adjuntos con el de residentes. La mayor parte del peso asistencial, aunque solo sea por esa desproporción, recae en el residente.
– MATS: Imaginemos que llega una paciente con una fractura abierta a urgencias de traumatología. ¿Cuál es el procedimiento que se sigue actualmente?
– R.: El caso del pool de traumatología es peculiar. Quienes lo atenderían primero son los residentes de familia, rehabilitación, med. trabajo o de alguna especialidad quirúrgica, q
ue no tienen ningún adjunto de referencia en dicha zona de la urgencia. Una vez se confirma la fractura se avisa a los residentes de traumatología, quienes pasan a estar a cargo del paciente (salvo que sea un politrauma, que sería de la UCI). El área de traumatología es un tema aparte en cuanto a cómo se ha manejado la supervisión. Cuando hay algún problema que necesita una solución quirúrgica se avisa al los residentes de traumatología o de la cirugía responsable (plástica, neurocirugía o maxilofacial), pero cuando hay pacientes realmente graves se llama al Jefe de la Guardia, pues no hay ningún adjunto de referencia localizable para ese área.
– MATS: Eso dilatará mucho los tiempos de espera ¿no?
– R.: Sí, así es. Entre la valoración inicial por el residente que lo ve en la puerta a la llamada al especialista y que baje al verlo, pasa tiempo.
– MATS: ¿Puede tener repercusiones directas en la salud de las y los pacientes?
– R.: Eso es lo que nos da miedo. Cuando vemos la sala de espera llena de pacientes, 60,70, 80 e incluso 100, nuestro miedo es que todos esos pacientes que todavía no han recibido una primera valoración tengan un proceso grave que no hemos sido capaces de atender a tiempo, pero es imposible. Al final todo es una cuestión de recursos humanos. Si tuviésemos más personal en todos los ámbitos de la urgencia, en este caso, todo iría más rápido. Aunque en la actualidad da la sensación de que el cuello de embudo lo tenemos en la parte médica porque es donde se nos acumulan más.
– MATS:  ¿En qué influye el que se deje sin la tutela de facultativos adjuntos los servicios de urgencias?
– R.: Suele pasar que, como somos gente con menos experiencia, acabamos pidiendo más pruebas, que pueden ser innecesarias; se prolongan los tiempos de espera, los tratamientos no se ponen a la velocidad adecuada… El paciente espera más tiempo en ser atendido, en poder irse y en ver su problema resuelto.
MATS: ¿Por dónde pasa la solución?
– R.: Nosotros creemos que fundamentalmente el problema es un desequilibrio adjunto/residentes. La solución pasa, sobre todo, por poner más adjuntos. Esto sería lo que podría dar equilibrio a la situación y que los residentes tuviesen la supervisión adecuada para poder atender con la dedicación y el tiempo necesario a los pacientes y que estuviesen bien asesorados por unos adjuntos que tengan tiempo para hacerlo.

– MATS: Este verano leí lo que cobráis los residentes y es un salario claramente insuficiente. Os tenéis que matar a hacer guardias para conseguir ser autosuficientes económicamente. ¿Esto influye en la calidad asistencial?
– R.: Influye, claro. Estar cansado hace que rindas menos. Algunos residentes preferiríamos hacer menos guardias y tener más desahogo personal. Aún así, el sueldo ahora mismo no es nuestra principal preocupación.
– MATS: ¿Qué esperáis conseguir con esta huelga? Porque, como tú dices, vuestras reivindicaciones no son económicas, sino que se centran en la calidad asistencial.
– R.: No queremos más dinero y, realmente, tampoco queremos trabajar menos en urgencias. Creemos que trabajar en urgencias es muy docente para nosotros porque es donde más pacientes vemos y donde más podemos aprender. Lo que queremos es tener más adjuntos para poder tener una supervisión eficaz a fin de que la asistencia y la seguridad de los pacientes sea la más adecuada a sus necesidades.
– MATS: ¿Hay tantos médicos adjuntos como para poder llevar a cabo lo que planteáis?
– R.: No tenemos los datos exactos para poder asegurarlo con certeza. Creemos que falta plantilla. Si los médicos adjuntos que hay en la actualidad tuvieran que hacer más guardias sufrirían una sobrecarga de trabajo que no sería humana.
– MATS: O sea, que es una cuestión de plantilla
– R.: Claro, en nuestro análisis de la situación a la conclusión que llegamos es que falta personal para poder tener más adjuntos de guardia y que puedan ofrecer estas necesidades docentes y asistenciales.
– MATS: ¿Habéis hablado con residentes de otros hospitales?
– R.: Sí, lo hemos hecho. La verdad es que hay ciertos problemas comunes, además de los específicos de cada hospital. Da la sensación de que en muchos de los hospitales también están infradotados respecto a esta ratio adjuntos/residentes para poder ejercer una labor docente, aunque sí es verdad que, por lo que sabemos, el 12 de Octubre es el hospital peor dotado en esta cuestión.

– MATS: ¿Qué opina el resto de categorías de urgencias de vuestra movilización? Enfermería, celadores y celadoras, auxiliares…
– R.: Los comentarios que nos hacen cuando estamos trabajando son positivos, de apoyo. Creen que lo que reivindicamos es algo justo que va a beneficiar a todo el servicio de urgencias.
– MATS: ¿Cómo pensáis que van a reaccionar las usuarias y usuarios ante vuestra huelga?
– R.: Creemos, por las sensaciones que tenemos, que en general está vista con buenos ojos porque son conscientes de que esto no lo hacemos por nuestro propio bienestar o por tener más privilegios, sino que lo hacemos para mejorar nuestra formación y su asistencia. Creemos que nos va a ayudar a todos: a nosotros para atender y a ellos a ser atendidos en mejores condiciones.  Hasta ahora no hemos recibido sensaciones negativas por parte de los pacientes.
– MATS: Y los adjuntos ¿sabéis lo que piensan?
– R.: Son conscientes de que hay problemas que se tienen que resolver. Y ellos mismos llevan años reivindicando un aumento de plantilla.
– MATS: ¿Se puede extender el conflicto una vez que vosotros vayáis a la huelga el próximo 30 de noviembre?
– R.: Tenemos la sensación de que esto puede ser una chispa que pueda prender una mecha más larga, que lo que pasa en este hospital puede ser reflejo de lo que sucede en otros y podría animarlos a analizar los problemas que tienen ellos y a intentar corregirlos. Nos gustaría que los demás hospitales analizasen profundamente la situación de sus residentes para intentar corregirlos por los medios que sean necesarios.
– MATS: Las urgencias del 12 de Octubre, para ganar en eficiencia ¿qué necesitan?
– R.: El espacio también es un problema, en la actualidad es insuficiente para acoger a los pacientes que vienen. Pero creo que lo que más necesita una urgencia son recursos humanos, personal médico, personal de enfermería, auxiliares, celadores, que puedan hacer que el paso de los pacientes por la urgencia sea lo más rápido y eficiente posible. Es imprescindible un aumento de plantilla orgánica.
– MATS: Esta situación os tiene que causar mucho estrés
– R.: Sí, es innegable. Nos hemos metido en una lucha que no sabíamos qué recorrido iba a tener y cuál iba a ser su repercusión. Nos preguntamos qué pasará
– MATS: ¿Teméis consecuencias de algún tipo?
– R.: No creemos que vaya a haber consecuencias importantes, negativas para nosotros. Nunca se sabe a qué gente puede molestar. Pero creemos que tenemos una situación en la que, para empezar, es difícil estar peor y lo único que podemos hacer es intentar mejorar.
– MATS: ¿Habéis tenido algún contacto con la Consejería de Sanidad?
– R.: Sí, el jueves pasado. Pero las soluciones que nos ofrecieron eran claramente insuficientes y no garantizaban el que la supervisión pudiese ser eficaz.
MATS: Aunque estéis en huelga a vosotros, como residentes, no os pueden poner servicios mínimos ¿no?
– R.: No porque somos personal en formación y, sobre el papel, el personal debería poder funcionar sin nosotros, así que no nos lo pueden poder.
– MATS: ¿Quieres destacar algo en concreto?
– R.: Sí, por supuesto. Pensamos que el personal que trabaja en la actualidad en urgencias no es el problema, es un personal que también sufre las presiones de la dirección. De hecho, la urgencia, si puede funcionar y funciona, es porque los adjuntos que trabajan ahora en ella se dejan la piel para que sea así. Es fundamental lo que están haciendo y lo están llevando a cabo de forma magnífica. El problema que tenemos, sencillamente, es que son demasiado pocos.