El Gobierno de la Comunidad de Madrid concede a Capio la gestión de la atención a estos pacientes y saca a concurso la hospitalización de niños y adolescentes con “trastorno mental grave”.
| 18 Septiembre 2014 

El Gobierno del PP de la Comunidad de Madrid ha decidido cerrar el Centro deSalud Mental de Collado Villalba que cubre la asistencia a 246.000 personas y será la empresa Capio, en su nuevo hospital de este pueblo madrileño, la que atienda a estos pacientes.
Según denuncia el sindicato UGT, se trata de un paso más en el proceso de la privatización sanitaria en Madrid, mucho más grave si cabe al tratarse de enfermos mentales. El secretario de Salud y Servicios Sociosanitarios de UGT, Julián Ordóñez lamenta que con esta nueva privatización se pierda la filosofía que ha venido imperando en la atención en Salud Mental desde los años ochenta y que se basaba en un trato más humanitario al paciente.
“La Red de Centros de Salud Mental, permitía una atención cercana, comunitaria y humanizada, fundamental para este tipo de pacientes. Al integrar estos centros en los hospitales, además de reducir considerablemente el número de puestos de trabajo, se pierde el carácter monográfico del centro, tan necesario para este tipo de patologías”, señala.
A esto hay que añadir que acaban de sacar a concurso, por un importe superior a los 3 millones de euros –según datos de UGT-, la hospitalización de niños y adolescentes con “trastorno mental grave” de toda la Comunidad de Madrid, “mercantilizando las necesidades asistenciales de estos menores de edad a través de una empresa privada, que solo tendrá como objetivo el beneficio de sus accionistas”, denuncia el sindicato.
UGT exige al Gobierno de Ignacio González que presente un estudio que demuestre que la gestión privada del derecho a la Salud Mental es más eficiente que la pública, ya que “resulta evidente que la parte del gasto destinada a beneficio empresarial, se resta necesariamente de la calidad asistencial”, subraya.
Nueva Tribuna
Visto en Bolinf