El Infanta Leonor se ahoga… de nuevo. El 83,7% de sus médicos denuncian en una carta que su volumen de pacientes Covid les sitúa ya al borde del caos.

El 83,7% del la plantila médica remite una carta al consejero

Las autoridades sanitarias parecen empeñadas en demostrar la facilidad de tropezar dos veces… en la misma pandemia, y la prueba más evidente es la situación que atraviesa ahora mismo el Hospital Universitario Infanta Leonor, en el barrio madrileño de Vallecas. Si en la primera oleada de la Covid-19, los profesionales del centro denunciaron que su nivel de saturación era muy superior al del resto de los hospitales de la comunidad, ahora aseguran que están «en situación de pre-colapso», con un 54% de las 361 camas del hospital copadas ya por pacientes Covid-19.

Y la denuncia viene en forma de una carta que firman nada menos que 402 de los 480 facultativos del centro (un 83,7% de la plantilla médica), y que la gerente del hospital ha trasladado hoy mismo a la viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Ana Dávila-Ponce de León, aunque el destinatario último es el propio consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

El 54% de las camas de planta, y el 100% de las de la UCI, están copadas por pacientes Covid

Si en los meses de marzo y abril, en pleno estado de alarma, «el hospital llegó a tener una ocupación del 202% (sólo de pacientes Covid)», ahora, a mediados de septiembre, la ocupación roza ya el 54%; el cien por cien de sus 27 camas de UCI están copadas por pacientes de coronavirus, y el nivel de saturación «está aumentado de forma alarmante, dada la alta incidencia de la enfermedad en nuestra área sanitaria, ya que el Puente de Vallecas es el distrito con mayor incidencia de la Comunidad de Madrid«, recuerdan los firmantes de la misiva.

Fuentes de la Gerencia del Infanta Leonor eluden pronunciarse sobre el contenido de la carta o el nivel de ocupación actual del centro, y se limitan a señalar que «estamos desplegando nuestro Plan de Elasticidad Asistencial en función de las necesidades existentes».

Los datos, que algunos especialistas del hospital están haciendo públicos en las redes sociales, avalan que el Infanta Leonor es, con diferencia, el hospital de Madrid que soporta la mayor presión de ingresos por Covid en proporción al número de camas disponibles.

Las cifras publicadas por Juan Torres Macho, jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital, en su cuenta de Twitter, y actualizadas a 11 de septiembre, hablaban en esa fecha de un porcentaje de ocupación del 47%, sumando los ingresos del Infanta Leonor y del Hospital Virgen de la Torre (92 de las 361 camas totales), integrado al centro vallecano desde 2017.

Hospitales de similar tamaño y recursos, como el Infanta Sofía, el Hospital de Leganés o el Infanta Cristina tienen porcentajes de ocupación de pacientes Covid del 33%, 25% y 24%, respectivamente; pero es que centros de referencia, con un volumen de camas infinitamente mayor, como el 12 de Octubre, Gregorio Marañón, el Hospital Clínico y el Ramón y Cajal tienen un porcentaje mucho menor que el hospital vallecano: un 17% (ver gráfico).
El porcentaje de ocupación del 12 de Octubre, el Clínico o el Gregorio Marañón es del 17%

Los facultativos del Infanta Leonor aseguran que el corredor de pacientes ingresados entre hospitales de la comunidad es inexistente, y que el de pacientes críticos y urgentes es poco menos que testimonial, «apenas un goteo».

En este contexto, creen que la redistribución de pacientes entre todos los centros de Madrid es «prioritaria y exigible, para maximizar el bien común», y reclaman el «traslado regular» de pacientes Covid, tanto desde el servicio de Urgencias como desde las áreas de hospitalización, a otros hospitales con menor presión asistencial, y el «adecuado funcionamiento» del corredor UCI.

Grave inequidad

El panorama que describen los profesionales habla de un hospital que ha suspendido ya todas las cirugías programadas que requieren ingreso (y algunas que no lo requieren), y cuya zona de recuperación postoperatoria está siendo usada a veces para atender a pacientes Covid, con la consiguiente labor de desinfección posterior.

Además, la atención a los pacientes con patologías crónicas, que en su mayoría se lleva a cabo en el área asistencial ambulatoria, «quedará mermada o anulada«, y nuevamente hay adjuntos de varias especialidades que han tenido que centrarse en la atención a pacientes Covid, «dejando a los suyos al margen, pese a que puedan tener patologías tan o más graves y limitantes».

Los profesionales del Infanta Leonor achacan la desigualdad existente con otros hospitales madrileños al mero hecho de pertenecer a un área sanitaria determinada, «lo que es decididamente incompatible con una distribución equitativa de los recursos sanitarios, uno de los principios rectores de nuestro Sistema Nacional de Salud».

 

Descarga el documento en PDF aquí