El martes 5 de noviembre los grupos parlamentarios PP, Cs y Vox impidieron que se estudiase el proyecto del nuevo hospital en la Asamblea de Madrid

El pasado martes 5 de noviembre se adjudicó el proyecto a Mapa Arquitectos Consultores SLP y Burgos y Garrido Arquitectos tendrán siete meses para presentar el diseño definitivo de una obra que durará 12 años y por el que cobrarán 20 millones de euros. Es llamativo que al mismo tiempo los grupos parlamentarios de PP, Cs y Vox han votado a favor de retirar del orden del día de la Comisión de Sanidad el debate sobre la creación de una Ponencia para estudiar el futuro del Hospital Universitario La Paz.

La iniciativa socialista trataba de dar respuesta a los graves problemas que implica el plan actual de la Consejería de Sanidad para este hospital.

Hay serias dudas acerca del proyecto de “reforma integral” del HULP. “Este proyecto tiene una viabilidad muy problemática, y por su trascendencia y dimensión estratégica para la sanidad de Madrid, requiere ser repensado y planeado adecuadamente. Los datos básicos son que el Gobierno del PP plantea, en una parcela de tan solo 77.000 m2, (1) eliminar casi la totalidad de los edificios existentes (pág. 8 del Estudio Previo Arquitectónico. Tomo I / Memoria), (2) construir otros edificios nuevos, y (3) que el hospital siga funcionando durante los 12
años que se estiman que durarán las obras, con un coste de 505 millones de euros”, señala el diputado socialista.

Los socialistas denuncian que “es un hecho muy relevante que el proyecto carece de un imprescindible informe de viabilidad. Además, todos los expertos consultados están de acuerdo en que intentar al mismo tiempo demoler todo lo existente, construirlo de nuevo y funcionar en la parcela actual implica unos riesgos altísimos para la actividad clínica y el funcionamiento del hospital, siendo muy probable que el hospital se vea empantanado en obras durante 15-20 años, a un coste económico no de 505 millones, si no de 800, y todo ello con un resultado poco satisfactorio por las limitaciones con las que nace el proyecto.”

Además de lo expuesto anteriormente hay más zonas oscuras en el proyecto: La pérdida de 100 camas con respecto al actual, la intención de trasladar y privatizar los almacenes generales, la demolición del parking de personal y la farmacia, ¿pasará el servicio técnico a ser privatizado como ya ocurrió en el bloque quirurgico? ¿Qué futuro les espera a las cocinas después de los dos anteriores intentos de privatización? ¿cuál es el papel del Carlos III y Cantoblanco en este nuevo hospital? ¿Cuál va a ser el modelo de gestión del nuevo hospital?
Nos podemos encontrar con un modelo que siga la estela de los hospitales privatizados o semiprivatizados de Esperanza Aguirre y más cuando quien maneja la Consejería de Hacienda es Fernandez Lasquetty.

L@s Trabajador@s y la población debemos luchar para que la reforma del HULP no sea una ocurrencia al servicio del sector del ladrillo, las empresas privadas y los intereses electorales. Si dejamos que este proyecto siga su curso sin más, nos podemos encontrar con un bonito y caro envoltorio que esconda un desastre para la Sanidad Pública Madrileña.

 

 
Sección Sindical del MATS del Hospital Universitario La Paz.