hospital_12octubre¿Qué ocurre últimamente en el Área de Gestión de Psiquiatría Salud Mental? Parece que el ambiente, en el Servicio que lidera Miguel Ángel Jiménez Arriero, anda revuelto a poco más de un año de su posible jubilación. Auditoría externa, mal ambiente de trabajo, denuncias de los pacientes y profesionales entre otras cosas. Al menos esto es lo que ha llegado a nuestros oídos. Y ya se sabe, cuando el río suena…
Algunos dicen que, para que no aumente la estancia media de los pacientes en la Unidad, se les mantiene en Urgencias en condiciones nada recomendables hasta que pueden ser ingresados. También comentan que, en ocasiones, se dan  altas precoces con los posteriores reingresos por este mismo motivo. Tanto en un caso como en otro, si fuese cierto, habría que tomar medidas ejemplarizantes. ¡Esperemos que sólo sea rumorología!
Suponemos que la Auditoría, aún en proceso, pueda aclararnos estos detalles. Y también explicar por qué se desmontan unidades eficaces para el beneficio de la Sanidad Privada – Fundación Jiménez Díaz-, como ya denunció un profesional bien cualificado al que se le intentó incoar un expediente disciplinario por dicho motivo. Pero algo de razón tendría cuando dicho expediente quedó sobreseído.
Algo si tenemos claro: el Supervisor, Valentín, hace y deshace lo que le viene en gana en connivencia con la Dirección de Enfermería y suponemos que con los responsables directos del Área de Gestión. La prepotencia llega al extremo de que él mismo alardea de ello delante de alguna de sus compañeras.
Todo apunta a que las Unidades de Gestión Clínica, que algunos ven como la única fórmula de gestionar con garantías los recursos sanitarios – cosa que dudamos -, son la excusa perfecta para la creación de Reinos de Taifas. Y esto es así porque a la vista está que, en este nuestro país, a los corruptos se les “premia” y a los profesionales con dignidad se les castiga.
Esperemos que esto cambie más pronto que tarde. Y quizás una manera de empezar sería, dada la próxima jubilación del responsable, desmontar el Área de Gestión Cínica de  Salud Mental y que pase a ser gestionada desde  la Dirección del Hospital 12 de Octubre. Quizás así se evitaría anteponer los posibles intereses personales de algunos por encima del bien general de la Unidad de Salud Mental y, por tanto, de los pacientes.

Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad

Descarga el PDF del artículo