Manuel Ángel de la Puente es nuevo director gerente del Proceso Integrado de Salud, pese a ser señala como responsable de ceder datos de manera ilegal en el Hospital de Fuenlabrada.

El Boletín

El currículo con irregularidades en la gestión no pesa en los nombramientos del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Así ha sucedido en la Consejería de Sanidad que tiene como nuevodirector gerente del Proceso Integrado de Salud a un polémico protagonista: Manuel Ángel de la Puente Andrés.
Un nombre conocido en la región, especialmente en Fuenlabrada. Allí ejerció de gerente del hospital público que hay en la localidad y de allí se tuvo que marchar por uno de los mayores escándalos que se recuerdan en el centro. De la Puente fue cesado después de que se conociese que cedía datos -sin el consentimiento de los pacientes- a una clínica privada.

En concreto, la clínica era Los Madroños de Brunete y era propiedad de Vicente Alejo Cantero, exconcejal del PP en Brunete y salpicado también por un caso de sobornos. Sin embargo, la historia de esta clínica tuvo su mayor foco en esta cesión de datos de pacientes del Hospital de Fuenlabrada.

Según avanzó la Cadena SER, la clínica Los Madroños se dedicaba a llamar directamente a los pacientes en lista de espera para citarles y así realizar pruebas diagnósticas después de que el centro fuenlabreño facilitase los datos. Los usuarios aseguraron que nunca habían acudido a ese centro ni habían hecho ningún trámite para ello.
Ante esta información, la Consejería de Sanidad decidió abrir una investigación tras desvincularse rápidamente de la cesión de datos que hizo el Hospital de Fuenlabrada. “No responde a ninguna instrucción”, señalaron en el departamento e insistieron en que era una “decisión unilateral” del centro dirigido, en ese momento, por el hoy nuevo director general.
El caso, acontecido en 2014, concluyó con De la Puente cesado de su puesto en lo más alto del Hospital de Fuenlabrada. Y la investigación determinó “dos irregularidades diferentes”: la de remisión de datos y el “acceso a muchos más datos personales y clínicos de los necesarios” para llevar a cabo el “Acuerdo Marco para la Realización de Pruebas Diagnósticas 2010”.
El director general de Ordenación e Inspección, poco después, concluyó en su informe que, “ante la existencia de hechos que pudiesen presuntamente incurrir en ilícito penal”, se elevaba el escrito a la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Madrid. La Consejería, en todo momento, apuntó a De la Puente.
Pese a ese señalamiento, en la anterior legislatura, ya con Cristina Cifuentes, la Comunidad de Madrid encontró aterrizaje para De la Puente. Tras su paso por Fuenlabrada, fue nombrado gerente del Hospital de la Fuenfría.
En palabras a la SER, Marilú Lage, delegada sindical de UGT y miembro del comité de empresa del hospital, aquel nombramiento era todo “un premio” después de que nunca “delatase a la Consejería”.
Ahora De la Puente continúa su ascenso en forma de una dirección general donde, entre otras funciones, se elaboran objetivos e indicadores asistenciales, se definen los procesos asistenciales, se dirigen los centros y servicios sanitarios dependientes de su ámbito de actuación, se controla la atención sanitaria o se proponen convenios y conciertos.
Un puesto con el que el exgerente del Hospital de Fuenlabrada percibirá 93.850 euros anuales.