Raquel Sampedro ha sido nombrada en este nuevo alto cargo pese a tener un frente judicial abierto por “enchufismo” en el Hospital Puerta del Hierro. AMYTS denuncia el nombramiento.

El Boletín

Los últimos nombramientos en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid no solo tienen un pasado polémico, sino que un presente con problemas judiciales. Es el caso de Raquel Sampedro Blázqueznueva directora general de RRHH del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y con un frente abierto por un posible delito de prevaricación.
Paradójicamente Sampedro tendrá que responder por una denuncia de enchufismo del sindicato médico AMYTS. El caso estalló en el Hospital Puerta del Hierro donde ejercía de subdirectora de RRHH. Allí, tal y como publicó EL BOLETÍN, el gerente también fue señalado e imputado.

La alerta del sindicato nació después de que, “en un mismo día, el Hospital Puerta del Hierro saca dos convocatorias” y una de ellas con unos “baremos sospechosos”. Se trataba de una plaza para el servicio de Oftalmología y que se lanzó con unos criterios muy concretos. “Prácticamente casi con nombres y apellidos”, señaló Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS.
Al final, pese a las advertencias de la organización sindical, la plaza se adjudicó “a quien se iba a adjudicar”: al hijo del jefe del servicio. El auto judicial investigando el escándalo exigía que se identificase a los que elaboraron la convocatoria y a quien compuso la Comisión de Valoración. Y ahí es donde aparece Sampedro como subdirectora de RRHH.
Ahora mismo, según ha confirmado este medio, se está pendiente del auto final de juzgado después de escuchar a los protagonistas, entre los que declaró la nueva directora general de RRHH. “Este nombramiento, cuando aún no se ha cerrado la investigación, es al menos un tanto arriesgado”, reprocha Ezquerra.
De hecho, el secretario general de AMYTS –que fue quien denunció el “enchufismo”- habla de una “gran torpeza tanto si se hace conociendo la situación como si se hace desconociendo lo que es algo conocido de forma pública”.

“Que el juez admita la denuncia, la investigue, vea que hay posibilidad de delito, con independencia de cómo se resuelva el caso, es de suficiente calado como para tenerlo en cuenta a la hora de efectuar un nombramiento de esta trascendencia”, valora Ezquerra, a EL BOLETÍN, sorprendido por el ascenso de la Comunidad de Madrid.