campamento_extremaduraEn el día de ayer, celebramos una asamblea en la acampada ante la casa de Vara para valorar los Presupuestos aprobados a propuesta de la Junta de Extremadura. En opinión de los Campamentos Dignidad los presupuestos consumados el pasado viernes suponen un fraude al pueblo extremeño.

El 16 de enero de 2015, el secretario general del PSOE de Extremadura y actual presidente del gobierno regional, Guillermo Fernández Vara, firmó ante notario un compromiso electoral con sus primeras 60 medidas de gobierno, a impulsar en el plazo de seis meses, en caso de ganar las elecciones autonómicas. Vara aseguró en aquel momento que, de no cumplir estas medidas, renunciaría al cargo y dejaría su puesto a otro compañero de partido, según las declaraciones efectuadas en varios medios de comunicación («Asumo la responsabilidad de decir qué vamos a hacer, y si no me voy»). Pues bien, el presidente de la Junta ha incumplido de forma flagrante sus compromisos tanto en materia de renta básica de inserción (se han destinado 48 millones de euros en lugar de los 86 comprometidos) y de mínimos vitales (4’7 millones en lugar de los 12 millones firmados ante notario).

Los Campamentos Dignidad vamos a denunciar por todas las vías a nuestro alcance este engaño que se ceba especialmente con las personas más empobrecidas de la región. No vamos a parar hasta conseguir que la Junta cumpla su palabra y para ello recurriremos a cuantas medidas de movilización sean necesarias.

Los Campamentos Dignidad constatan que la Junta de Extremadura, en lo fundamental, mantiene una política continuista respecto a la que venía realizando el gobierno de Monago. El regateo, el ocultismo y la discrecionalidad en el pago de la renta básica de inserción, el impago y retraso de las ayudas de contingencia o mínimos vítales, el ejercicio del clientelismo político y social en la gestión de las ayudas y el hostigamiento a las barriadas de viviendas sociales dibujan un política en la misma senda regresiva y antisocial que practicó el gobierno anterior. Los Campamentos Dignidad no vamos a permanecer impasibles. La acampada ante la casa oficial de Vara durante seis días ha constituido un primer paso en la denuncia de esta política injusta. En los próximos días y semanas anunciaremos las nuevas medidas de denuncia y movilización.

2. Denunciamos la situación de copago farmacéutico que sufren más de 30.000 personas desempleadas en Extremadura que no tienen subsidio ni renta básica

Mañana vamos a entrevistarnos con los responsables de la Consejería de Sanidad y con los grupos parlamentarios para exigirles que se ponga fin al despropósito actual. Se da la circunstancia de que únicamente tienen medicamentos a coste cero aquellos parados que han perdido el derecho a recibir un subsidio de desempleo o quienes están cobrando la renta básica de inserción.Sin embargo, se da la paradoja de que los parados que no han podido cobrar el subsidio de desempleo o bien han dejado de percibir la renta básica de inserción están pagando el 40% de los medicamentos, como el resto de personas con rentas inferiores a los 18.000 euros al año.

Esta medida es una brutalidad que va contra los más elementales derechos humanos. Muchas personas no pueden pagarse los tratamientos médicos y por tanto se les condena a la enfermedad. Consideramos que hay que corregir de manera inmediata este despropósito (que el propio SEPE reconoce como una situación injusta), tal y como han hecho comunidades como Galicia y Euskadi, financiando el gasto farmacéutico correspondiente a los desempleados sin subsidio. Teniendo en cuenta que según los últimos datos de cobertura al desempleo en Extremadura (64’87 %, según el estudio de Comisiones Obreras), calculamos que hay al menos 30.000 personas paradas que sufren esta situación. En la rueda de prensa de mañana comparecerá una de las compañeras afectadas por esta situación.

Fuente: Tercera Información