51 bebes han resultado afectados y 11 permanecen en aislamiento. Se estudia un caso de fallecimiento de un prematuro de 25 semanas de gestación


La Consejería de Sanidad ha tenido que clausurar la UCI de neonatos de La Paz por una bacteria hospitalaria. Hay 51 bebés afectados y 11 permanecen en aislamiento. 

La bacteria Serratia es muy común en los hospitales y tiene tratamiento eficaz con antibiótico, de hecho 39 de los bebes afectados ya se encuentran en sus casas. Del medio centenar de neonatos que se encontraban en la UCI cuando se detectó la bacteria, 27 han desarrollado alguna infección y 24 han sido colonizados es decir son portadores pero no han desarrollado ninguna infección. De estos últimos 11 permanecen en aislamiento en otra ala del hospital infantil. Además hay un fallecido aunque no se puede establecer que la Serratia haya sido la causa directa de su muerte porque tenía tan solo 25 semanas de gestación, pesaba menos de 1.000 gramos y tenía otras patologías asociadas a la prematuridad.

A mediados del pasado mes de junio los responsables de la UCI de neonatos de La Paz detectan una mayor presencia de la bacteria y ponen en marcha una Comisión de Investigación, que se reúne diariamente y que establece una serie de medidas. Se aísla a los bebés afectados dentro del propio servicio con personal exclusivo. Se limita el acceso de visitas. Se derivan todos los partos de riesgo a otros hospitales y trasladan también a otros centros a los bebés que no han estado en contacto con la bacteria. Se desinfectan espacios y materiales y se llegan a tomar más de 200 muestras ambientales pero no dan con el foco. Por eso la semana pasada la dirección de La Paz decide clausurar la UCI y realizar una descontaminación profunda con peróxido de hidrógeno vaporizado. El Hospital confía en poder reabrir la UCI de neonatos en los próximos días.

Fuente: Cadena Ser