L@s residentes activistas del MATS que hemos participado en esta lucha queremos compartir las siguientes reflexiones:

Ha hecho falta una huelga para «conquistar» nada menos que el cumplimiento de normativas ya existentes, que son el grueso de los avances inmediatos que recoge este preacuerdo. Esto significa que durante años se ha estado incumpliendo la normativa, con pleno conocimiento de ello, por parte del Servicio Madrileño de Salud.

De esta vulneración ininterrumpida de nuestras condiciones laborales se deriva una realidad incómoda y distinta a la oficial: las leyes no garantizan que los derechos se respeten. Nuestra lucha ha demostrado que estos solo se defienden mediante la movilización de los trabajadores y trabajadoras.

A pesar de las circunstancias adversas con las que nos hemos encontrado (parálisis institucional veraniega, avance de la pandemia) podemos asegurar con orgullo que hemos conseguido una primera victoria. Se trata de un buen punto de partida para alcanzar el objetivo que nos llevó a la huelga: un Convenio Colectivo que regularice nuestra condición como trabajadores. La Administración se ha comprometido a continuar con las negociaciones en Septiembre. El conflicto no terminará hasta que lo consigamos.

Por otro lado, e independiente de lo que el preacuerdo recoge, pensamos que este debería haber sido presentado a los residentes antes de haber sido firmado. La decisión de cesar las movilizaciones y desconvocar la Huelga debieran ser asuntos sometidos en la Asamblea de trabajadores, más aún en un movimiento de naturaleza asamblearia. Solo tras ella el Comité de Huelga podría haber votado con total legitimidad. Por tanto, si se producen nuevas movilizaciones en un futuro, sería necesario incidir en el carácter horizontal de la plataforma. Sólo de este modo se logrará una organización verdaderamente democrática.

Los residentes de la CAM hemos iniciado unas protestas que van dirigidas a reforzar la Sanidad Pública y la seguridad del paciente. Queremos tender la mano al resto de colectivos sanitarios y no sanitarios para luchar juntos por una Sanidad Pública, Universal y de Calidad. Es el momento de estar unidos y defender lo que es nuestro.