AHORA, RECUPERAR UNA SANIDAD 100% PÚBLICA Y UNIVERSAL SIN RECORTES 

La epidemia del virus SARS-CoV-2 está dejando al descubierto la situación creada por un sistema económico y social que olvidó el bienestar y la salud de la población en aras de la acumulación capitalista. Un sistema de producción que está destruyendo el medioambiente, creando una tras otra enfermedades transmisibles desde los animales al ser humano al hacer desaparecer sus hábitat naturales.

Hoy más que nunca la crisis económica y social de los cuidados golpea a las familias y a la ciudadanía en general, siendo las personas más vulnerables las más expuestas a la misma.

Las recetas neoliberales de las últimas décadas de recortes y privatizaciones han llevado a los servicios públicos en general y a los servicios de salud en particular a situaciones límites. Este es el caso del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), que después de más de dos décadas de gobiernos conservadores en los que se han recortado los presupuestos y se han privatizado servicios sanitarios esenciales como la lavanderia, limpiezas o mantenimiento, los hospitales y centros de salud públicos afronta la epidemia con una importante carestía de medios, en los que sólo el buen hacer de todxs lxs trabajadorxs consigue traducir en una atención sanitaria de calidad.

Por esto desde el MATS animamos a la población a autoorganizarse y movilizarse para afrontar colectivamente el cierre de centros de enseñanza, de mayores, etc, porque va a dificultar la vida cotidiana de una parte importante de la población: la que trabaja y no puede dejar de hacerlo, la que cuida y no puede dejar de hacerlo. Y exigir al gobierno y a las autoridades sanitarias :

  • Toda la información de forma puntual y veraz. Cuando se emiten protocolos, que estos se cumplan y funcionen.
  • Implementar todas las medidas necesarias para poder atender el cuidado de menores y mayores por parte de las y los trabajadores sin merma del salario, ni miedo a los despidos (reducciones de jornada, flexibilización de horarios, o ausencia temporal del trabajo).
  • Universalizar la atención sanitaria a todas las personas que viven en la Comunidad de Madrid sin exclusiones, e independientemente de su situación administrativa.
  • Incremento de la inversión para aumentar las plantillas, la apertura de camas hospitalarias y la compra de los insumos necesarios para una atención digna a la población en el SERMAS.
  • Debido a la situación epidémica y por el interés general se priorizará la inversión en los servicios públicos (sanidad, servicios sociales, educación y dependencia) al pago de la deuda.
  • La participación ciudadana, que ahora más que nunca es esencial para la toma de decisiones a todos los niveles del SERMAS.