AHORA, RECUPERAR UNA SANIDAD 100% PÚBLICA Y UNIVERSAL SIN RECORTES 

Tras conocer las nuevas medidas que se van a implantar en la  Comunidad de Madrid desde el M.A.T.S creemos que es necesario un posicionamiento por nuestra parte como organización sindical con una clara orientación social.

En un principio creímos que una llamada a la calma era la postura más responsable para el conjunto de la población a pesar de que se empezaban a detectar las primeras deficiencias en la gestión de la incipiente crisis.

Dos semanas después, con el número de casos en franco ascenso con el ritmo actual de nuevos contagios creemos que es momento de exigir a la consejería de sanidad y por ende al gobierno de la comunidad de Madrid que garantice de forma efectiva la seguridad de los trabajadores y de los pacientes del ámbito sanitario (hospitalario y/o primaria) o sociosanitario.

Los estudios publicados sobre el comportamiento del SARS-COV2 en China arrojan datos preocupantes respecto a los trabajadores sanitarios afectados. Estimando la tasa de contagio alrededor del 4% del total de afectados.

Las denuncias por faltas de EPI’s (equipos de protección individual, mascarillas, gafas protectoras…) por parte de los trabajadores comienzan a ser la tónica general.

Ayer mismo se público un resumen de la mesa sectorial de sanidad en el que puede leerse entre otras, como medidas para garantizar la existencia de material de protección y aislamiento para los trabajadores que Se valore la posibilidad de utilizar EPI’s que ya tiene vencida la fecha de utilización, en el caso que estén disponibles para paliar esta situación”  . A nuestro modo de ver este tipo de medidas no hace si no confirmar la falta de previsión por parte de los departamentos correspondientes del gobierno de la comunidad.

Leemos con preocupación cómo el sistema sanitario madrileño se está viendo sometido a un estrés por años de dilapidación de recursos, como el cierre de camas y reducción de personal.

Plantillas infradotadas en muchos casos que deben ser reforzadas de forma urgente e inmediata. Se han prolongado los contratos de la campaña de gripe, patología que sigue coexistiendo con el nuevo covid-19, y por tanto no suponen una ampliación real de la plantilla y 300 contratos nuevos (lo que supone tan solo el 0,5% de la plantilla)  de refuerzo (entre todas las categorías) que son claramente insuficientes para atender a la demanda asistencial.

Creemos que en la situación actual se debe responder con responsabilidad y profesionalidad. Como siempre hemos hecho los trabajadores de las diferentes categorías que forman parte del sistema sanitario madrileño. Pero no por ello podemos dejar de criticar la deficiente gestión de recursos materiales y humanos por parte de la consejería a nivel global y que se hace extensible a las diferentes direcciones gerenciales y asistenciales de los centros sanitarios del “Sermas”.

Tenemos conocimiento por denuncias de los propios trabajadores de los centros, especialmente de los servicios externalizados, que no se están aplicando con suficiente rigor los protocolos publicados por el ministerio de sanidad o lo que es peor, en algunas contratas se han establecido protocolos diferentes con menor grado de protección.

No esta reñido el cumplimiento de nuestras obligaciones como profesionales con la exigencia a la administración del cumplimiento de los protocolos establecidos y la denuncia en caso de que no se lleven a cabo.  

Por todo lo anterior desde el M.A.T.S exigimos a la consejería de sanidad:

  • Que refuerce de manera efectiva las plantillas incluyendo cubrir las bajas por motivos de salud o cualquier otro tipo de ausencia.
  • Que ejerza los mecanismos de control suficientes para garantizar que las empresas concesionarias cumplan las mismas medidas de protección con sus trabajadores
  • Que los hospitales concesionados sigan las mismas pautas respecto al manejo de pacientes que los centros públicos. No puede permitirse que se siga haciendo negocio en una situación como la actual.
  • Que de forma inmediata se pongan en funcionamiento todas las camas disponibles y a medio plazo se recuperen las camas perdidas desde 2012.
  • Que se garanticen EPI’s suficientes y adecuados para todo personal que esté en contacto con casos sospechosos o confirmados de COVID-19.
  • Que se entregue a los trabajadores el plan de contingencia futuro contemplado todo tipo de escenarios (adquisición de nuevos equipos, nuevas camas, personal, espacios físicos…)
  • Instamos a los trabajadores a que comuniquen a sus delegados sindicales o de prevención todas aquellas incidencias que se produzcan para que sean denunciadas ante los comités de seguridad y salud, servicio de prevención de riesgos laborales, direcciones de centro, inspección de trabajo o juzgado de guardia según corresponda.

Por todo lo anterior pedimos que se genere una asignación presupuestaria para cubrir las necesidades extraordinarias derivadas de la situación actual.