En la madrugada de hoy, 29 de marzo, ha muerto Chato Galante a consecuencia del COVID-19. Luchador antifranquista, inició su compromiso político coincidiendo con la muerte de Enrique Ruano, asesinado por la policía en la Dirección General de Seguridad. Él mismo fue detenido, pasando por esas ominosas instalaciones hasta en cuatro ocasiones.

Participó en la fundación de la Liga Comunista Revolucionaria, llevando a cabo un activo papel en la lucha contra el franquismo y en diversos movimientos sociales.

Chato constituyó, junto con otros represaliados del franquismo, La Comuna, asociación que lucha por el esclarecimiento y juicio a las personas responsables de la represión franquista sistemática. En esta asociación desarrolló un activo papel y siempre nos quedará en el recuerdo su papel en el documental “El Silencio de los Otros”, denunciando la represión tanto en el tardofranquismo como en los inicios de la transición.

Persona íntegra y luchadora, su vida ha sido un ejemplo de compromiso, entrega y defensa de los derechos humanos.

Hasta siempre, compañero.