PSOE y Podemos sacan adelante cuatro proposiciones no de ley que pretenden cambiar el rumbo de la política autonómica madrileña en aspectos tan importantes como el modelo educativo o la exclusión sanitaria.
 
                     Álvaro Minguito
«Hemos conseguido aprobar una Proposición No de Ley (PNL) pidiendo una moratoria de la LOMCE, tal y como se ha hecho en otras Comunidades», lo ha anunciado Podemos de la Comunidad de Madrid en las redes sociales poco antes de las 18h. Los votos de Podemos y PSOE y la abstención de Ciudadanos han dado el primer ‘palo’ al Gobierno de Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid en uno de los campos de batalla de su partido: la educación. Además, el PP ha perdido otras dos votaciones a PNL introducidas por el PSOE. Son derrotas simbólicas en un Parlamento controlado por el PP madrileño desde la legislatura «post-Tamayazo».
Se ha aprobado la proposición no de ley propuesta por Podemos para que se aplace la aplicación de la Lomce durante un periodo lectivo en nuevas etapas educativas, en concreto ESO, FP y Bachillerato hasta el curso 16-17. El objetivo de la moratoria es que se solventen dificultades relativas a la «concreción de normativa, información a estudiantes y familias, y plan de formación al profesorado». La proposición ha corrido a cargo de Cecilia Salazar, de Podemos, y en la sala se han producido vítores y abrazos entre los espectadores invitados de la Marea Verde madrileña.
La proposición pide una moratoria en la aplicación del tramo de la ley educativa que tiene que comenzar a aplicarse en el curso 2015/2016. Madrid se suma de este modo a dos comunidades que en las últimas horas han solicitado una revisión a fondo de la ley al Senado: Andalucía y Castilla La Mancha. La aplicación que tiene que producirse a partir del próximo curso está en entredicho también en el Principado de Asturias, en las Islas Canarias y en los territorios históricos: Cataluña, País Vasco y Galicia.
Tras esta votación, el pleno también ha discutido una PNL para que la Comunidad garantice el acceso a la tarjeta sanitaria de toda la población migrante, con lo que se pretende acercar a la Comunidad de Madrid al conjunto de comunidades (Asturias, Andalucía, Cataluña y País Vasco) que han rechazado aplicar el decreto 16/2012 de exclusión sanitaria.
Junto a la solicitud de retraso de la puesta en marcha de la Lomce, el pleno ha aprobado –con los votos de PSOE y Podemos y la abstención de Ciudadanos– una PNL para la reducción de tasas educativas en educación infantil, FP y Universidad. También se ha votado una para la apertura de comedores escolares en verano, que ha contado con el voto favorable de todos los partidos, incluido el PP.
Diagonal