1477218226_552568_1477218275_noticia_normalDesde que el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, asegurase que todo iba a estar listo para el lunes tras la caída del techo del miércoles en la unidad de medicina nuclear, los desprendimientos de techo y las goteras no han cesado tras el comienzo de las lluvias en el Hospital 12 de Octubre.

Los hechos tuvieron lugar ayer, y desde el hospital aseguran que no ha habido más incidentes en el día de hoy y que las goteras ya están «solucionadas o en vías de solución».

La zona de más riesgo, dicen desde el sindicato MATS, es la entrada de maternidad, donde ayer cayeron  trozos de la marquesina «en un lugar  peligroso por el paso de los padres con sus bebés».  Maribel Domínguez, portavoz del sindicato MATS, describe la situación en el resto del centro: «Ha habido desprendimientos en un quirófano pediátrico, en un box de urgencias y goteras abundantes en la tienda del hall y en pasillos de urgencias«.

Los técnicos del hospital informaron de que ya habían avisado a la consejería de que 40 000 metros cuadrados de techo estaban en peligro. Pasaron un presupuesto, y desde la consejería decidieron tan solo presupuestar y arreglar una mínima parte. «El resto de los techos no se han tocado cuando es obvio su mal estado; ya hemos visto lo que se produce a nada que llueve», denuncian desde MATS.

El sindicato lamenta que la consejería esté provocando que en la región haya hospitales «de primera», los privados y concertados, y «de segunda», los públicos. Hay que recordar que en verano ya hubo inundaciones en otro hospital público: el Hospital Clínico San Carlos.

Ver más información en: Cadena Ser