Cristina Cifuentes anuncia que se reconvertirá el antiguo hospital en un Centro de Cuidados Sanitarios de media estancia. Recientemente, el PP se ha opuesto en varias ocasiones.

El antiguo Hospital Puerta del Hierro siempre ha estado muy presente en el debate político en la Comunidad de Madrid. Un edificio cerrado durante más de nueve años y que cambió a pacientes por suciedad y a trabajadores por caos. Aun así, el centro parece vivir un nuevo episodio: Cristina Cifuentes ha anunciado esta semana que se reconvertirá en Centro de Cuidados Sanitarios de media estancia.
La noticia la ha dado este jueves la presidenta de la Comunidad de Madrid en el Debate sobre el Estado de la Región. Un anuncio suculento, pero que está lleno de incertidumbre. “Es una necesidad y estoy contento”, confiesa José Manuel Freire, portavoz de Sanidad del PSOE en la Asamblea de Madrid, a ElBoletín.com. Sin embargo, la experiencia es un grado y los últimos (no) planes y declaraciones que han rodeado al antiguo Puerta del Hierro invitan a esa desconfianza: “Estaremos muy alerta”.
El dejar morir a un centro histórico
La historia alrededor de este centro viene de lejos. No es un edificio transformado en ‘fantasma’ con la llegada de Cifuentes al poder. Va más allá y hay que remontarse a 2008 cuando los planes del Gobierno de Esperanza Aguirre pasaban por instalar en su lugar una clínica de cuidados paliativos. “La crisis impide abordar cualquier transformación”, reconocieron desde la Consejería de Sanidad en 2013 a El Mundo para justificar esa dejadez. Por aquel momento, como informó el citado medio, el antiguo hospital únicamente tenía un acometido: acoger rodajes audiovisuales.
Los años pasaron y el edificio continúo en ese abandono generalizado. Los tirones de oreja de la Seguridad Social (propietaria del edificio que lo cedió a la Comunidad de Madrid) empezaron a darse: como apuntó El País, este organismo recalcó que la Comunidad debe “realizar las reparaciones necesarias para la conservación del Puerta de Hierro y efectuar las obras de mejora que estime convenientes” si no quería ver cómo las sanciones llamaban a la puerta de la Consejería de Sanidad. Mientras, la región empezaba a contar con un serio problema con las camas de media y larga instancia.

A vueltas con el problema de los cuidados paliativos

En numerosas ocasiones, sindicatos, oposición y asociaciones en defensa de la sanidad pública han alertado del problema que tiene Madrid con la baja demanda de camas para cuidados paliativos. Y una de las reacciones que salió desde la Comunidad de Madrid fue mirar al Hospital Universitario de Móstoles para reconvertir un alto número de sus camas en unidades de media y larga estancia. Esos planes del consejero de Sanidad provocaron intensas y contundentes movilizaciones ciudadanas y de trabajadores rechazando dicha idea al entender que condenarían al centro y se potenciaría al vecino Hospital Rey Juan Carlos, cuya gestión es privada.
“Creo que todos coincidimos con el desafío de futuro que supone la cronicidad para el sistema sanitario público de Madrid, y lo dijimos entonces y yo lo sigo diciendo”, llegó a asegurar el diputado del PP Diego Sanjuanbenito cuando la (no) utilidad del antiguo Puerta del Hierro apareció en la Asamblea de Madrid. Y el Parlamento madrileño habló en aquella ocasión para dar una salida a ese “desafío”: se instó al Gobierno regional a “emprender con urgencia los estudios para la reconversión del antiguo edificio del Hospital Puerta de Hierro en un Hospital de Media Larga Estancia”.
Las palabras se las llevan los votos
La PNL la presentaron los socialistas –y en concreto Freire- y la oposición no dudó en sumarse a ella en una coordinación casi inédita. PSOE, Podemos y Ciudadanos reclamaron a la Comunidad de Madrid a que rescatara al abandonado edificio. El PP decidió votar en contra. El principal argumento que esgrimieron desde la bancada popular no fue otro que el tema económico. “Saben que es irrealizable en el corto plazo, porque es insostenible, entre otras cosas, económicamente”, espetó Sanjuanbenito a la oposición y, en concreto, a la formación naranja por sumarse a la PNL, tal y como se puede apreciar en el diario de sesiones de dicho debate.
Si anteriormente decíamos que la experiencia es un grado, los sucesos que se han ido sucediendo desde la aprobación de la PNL explican esa desconfianza respecto al antiguo Puerta del Hierro. “El PP votó en contra y Ciudadanos votó a favor, pero cuando quise meter esta medida en las enmiendas a los presupuestos de 2017, los dos lo tumbaron”, recuerda Freire. Y las miradas del diputado del PSOE se dirigen directamente al partido naranja: “En mayo votaron a favor y en febrero en contra”.

Saben que es irrealizable en el corto plazo, porque es insostenible, entre otras cosas, económicamente

Por el camino hasta este reciente anuncio de Cifuentes también se han ido dando nuevos episodios en relación a este emblemático edificio. El Ayuntamiento de Madrid tomó cartas en el asunto. Uno de los plenos del Consistorio en el mes de noviembre contó con el voto unánime para instar al Gobierno regional a “emprender con urgencia los estudios” para la reconversión del antiguo edificio del Hospital Puerta de Hierro en un hospital de media-larga estancia para enfermos crónicos, “de modo que las reformas precisas sean presupuestadas por la Comunidad e iniciadas en 2017”.
La proposición presentada por Ahora Madrid y PSOE se chocó con la réplica del PP. La edil popular Beatriz Elorriaga indició que “gracias a los diferentes planes realizados, Madrid cuenta con planes de cuidados paliativos que son referentes, y cuenta con órdenes especializadas que son referente nacionales e internacionales”. Por ello, la conservadora dio como “solución” que se concierten plazas con entidades que acojan enfermos crónicos. Dicho y hecho: continúa la relación de la Comunidad de Madrid con asociaciones privadas religiosas (sin ánimo de lucro), así como con empresas que se encargan del cuidado de estos pacientes.
“Estamos a año y medio del fin de la legislatura y necesitan hacer promesas”
De esta manera, el anuncio de Cifuentes no termina de concordar con el pensamiento más reciente del PP (así se apreció en la votación de la PNL socialista y en la no incursión de esta medida en los presupuestos). De hecho, Sanjuanbenito, cuando se debatía dicha iniciativa socialista, no habló de reconvertir el antiguo Hospital Puerta del Hierro. “El Gobierno ha recogido sugerencias de la oposición, lo que se ha recordado hoy aquí, porque, por ejemplo, la idea de estudiar el tema de dedicar el Instituto Provincial de Rehabilitación, el Carlos III o la Cruz Roja para el tema de las estancias largas y medias fue una idea del señor Freire, e insisto en que hay que reconocerle también cuando tiene la razón”, declaró el diputado popular.
José Manuel Freire, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, estima a este medio que con 38 millones de euros se podría poner en marcha el proyecto para el antiguo Puerta del Hierro.
Es más, la bancada del PP veía casi como una utopía apostar por el antiguo edificio. “No hay ninguna razón, aparte de las distancias, para sostener la idoneidad del antiguo hospital Puerta de Hierro para albergar un hospital de cuidados continuos; podría ser este edificio como podrían ser muchos otros”, insistió Sanjuanbenito. El diputado volvió a la carga: “No hace falta un hospital de agudos en esa ubicación cuando se ha abierto un hospital de agudos más moderno, con mejores instalaciones, hace ocho años”.
Una valoración que no coincide con lo anunciado por Cifuentes, aunque para Freire hay un trasfondo: “Necesitan hacer promesas”. “El anuncio lo entiendo como que estamos a año y medio del fin de la legislatura”, asevera el diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid. Por todo ello, los ojos desde la oposición están muy abiertos. “Uy, pero si votasteis en contra de la enmienda en presupuestos”, puntualiza Mónica García, portavoz de Sanidad de Podemos en el Parlamento madrileño, al conocer lo prometido por la presidenta regional. “Vamos a ver cómo lo hacen”, concluye el socialista.
Fuente: El boletín