Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio
La tormenta de esta tarde hace estragos en en Clínico. Aunque no ha durado mucho tiempo, la puerta I, arreglada hace unos días, se ha vuelto a averiar y por ella entraba el agua sin parar. Al principio la supervisora de guardia intentó achicar el agua con sábanas y posteriormente el personal de la contrata hizo el resto.
También ha habido problemas en las puertas A y C por causa de un problema en la planta 7ª norte, al parecer en el tejado
puerta-I-Clinico