Estamos a las puertas de una nueva huelga feminista para la jornada del 8 de marzo de 2019.
Este año se intuye una Jornada distinta. El movimiento feminista es uno de los movimientos que mas fuerte esta tirando en estos tiempos que corren y así pues,  también es uno de los movimientos que mas intentos suscitarán de romper para pararlo.
Pero, las mujeres somos fuertes y resistentes, el propio patriarcado nos ha fortalecido. Sabemos que esta es una lucha tediosa y conscientes de ello, hemos hecho un analisis profundo en el que el mal llamado feminismo liberal no cabe.
El propio feminismo defiende a las mujeres y su igualdad de derechos asi pues no cabe  un movimiento feminista que no sea antiracista y anticapitalista.
Es el capitalismo el hermano del patriarcado, razones sobran.
Las mujeres, diversas,  de todas las razas , color, sexo u eleccion de sexualidad, origen o procedencia somos iguales ante la revindicacion de nuestros derechos y oportunidades, sufriendo muchas de ellas dobles discriminaciones.
En este peregrinar de defensa de la igualdad, vamos tropezando con miles de obstáculos, tan absurdos e invisibles a veces, que a nosotras mismas nos cuesta muchas veces ver y  hasta nuestros propios compañeros de lucha no son capaces de ver.
Pero ya mencionamos,  que el patriarcado ha contribuido a crear mujeres fuertes,  mujeres capaces de tirar hacia delante. Compañeros, acercaros y preguntad a esas mujeres su parecer, merecerá la pena escuchar.
Este 8 de Marzo, quizá seamos menos mujeres mostrando nuestros motivos y reivindicaciones, pero las que seamos estamos convencidas de que juntas y juntos  se puede caminar hacia un mundo mas justo e igualitario.
Habrá subes y bajas en este camino, momentos de emoción y de decepción, pero compañeras y compañeros merecerá siempre la pena la lucha, CUESTE LO QUE CUESTE.
Adelante, a por la segunda huelga internacional feminista.
Carmen Garaizabal.