Alrededor de 60 enfermos de cáncer han tenido que interrumpir su tratamiento de radioterapia durante dos días por la avería de uno de los dos aceleradores lineales del hospital de Fuenlabrada. Se averió el pasado viernes y la nueva pieza que fallaba se instaló el martes. Las cancelaciones han provocado intranquilidad entre los pacientes. Desde el Hospital aseguran que el protocolo que siguen en estos casos prioriza unos tumores sobre otros, porque los hay que no pueden dejar el tratamiento como los tumores de pulmón o los digestivos.

FuenlabradaSon 100 los pacientes que diariamente reciben RADIOTERAPIA en el hospital de Fuenlabrada. El pasado viernes se averió uno de los dos aceleradores lineales que proporcionan el tratamiento, y hasta este martes no ha sido reparado. La situación ha generado nerviosismo en pacientes como Raquel, con cáncer de mama, que ya ha sido operada y YA ha recibido quimioterapia, pero el siguiente paso eran y son 25 sesiones de radioterapia. Se le retrasó el comienzo y también ha sufrido la cancelación de una de sus sesiones.
Desde el Hospital, la Jefa de Servicio, Aurora Rodríguez, ha aclarado que el protocolo a seguir en casos como este es estrictamente médico.
Añaden además que si la situación hubiera sido más grave los pacientes se habrían derivado a otros centros.
Fuente: Ser Madrid Sur