Boletín 1

 

DESABASTECIMIENTO…¡ES EL LIBRE MERCADO!

De una crisis ecológica como la actual, a una crisis económica, una vez que la pandemia por el Covid 19 se ha extendido a los países occidentales capitalista con pérdidas cuantiosas de las bolsas, y los bancos centrales anunciando bajada de tipos de interés… Y eso que la mayoría de países ya estaban con un débil crecimiento, o anunciando la recesión.

Nos dicen que lo importante es que el crecimiento económico no se vea afectado, porque sino los despidos se producirán en cascada… Y tendremos otra crisis como la del 2008. Por eso se van a tomar todas las medidas que hagan falta…

Sin embargo estamos ante una pandemia que trastoca el día a día de todas las personas. Que las sume en una incertidumbre que genera angustia y miedo. Una pandemia que ya ha provocado una crisis social que deja al descubierto los cuidados que mayoritariamente prestan las mujeres en todo el mundo. Y que cuando se cierran centros de día, institutos, colegios y escuelas infantiles son las mujeres las primeras afectadas.

Una pandemia que deja al descubierto los recortes en gasto social llevados a cabo por las políticas de austeridad en los países de la UE para cumplir  con el sacrosanto déficit.

Una pandemia que pone a prueba la sanidad pública, porque la sanidad privada está al negocio, y las situaciones graves no generan mucho beneficio. Aunque algún laboratorio y hospital madrileño lo está intentando.

Una sanidad pública que ahora está mostrando el daño que le hicieron los recortes y las privatizaciones a que fue sometida, y que puede provocar una verdadera crisis sanitaria si no se toman las medidas adecuadas.

Por esto desde el MATS exigimos las siguientes medidas:

    • Al gobierno central: dejar de pagar la deuda y reformar el art.135 de la CE. Universalizar la asistencia sanitaria. Comenzar con la fabricación nacional de insumos. Y salario sin merma para tod@s aquellos trabajador@s que se tengan que ausentar de sus trabajos.
    • Al gobierno de la Comunidad de Madrid: dejar de pagar la deuda que supone el 15% del PIB madrileño. Inversión en un mayor incremento de plantillas y recursos suficientes para preservar la salud de trabajador@s y pacientes. Poner a disposición de la Consejería de Sanidad los hospitales privados que sean necesarios para abordar el crecimiento de nuevos casos, sin que esto suponga un pago por actividad a los mismos.