La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Collado Villalba desestimará este jueves el recurso que ha presentado el grupo Quirón Salud, responsable del Hospital General de Villalba, para no hacerse cargo del coste de las obras de construcción del acceso peatonal a este centro hospitalario y “se les girará el pago en ejecutiva, que va con intereses, y si no pagan, se irá a la vía judicial”, ha asegurado la alcaldesa, Mariola Vargas. Según los pliegos de licitación, la empresa concesionaria debería haber asumido la ejecución de la pasarela peatonal.
Aquí en la Sierra
“Siempre hemos entendido que quien tiene que pagar el acceso es el Hospital, pero nosotros nos hemos adelantado ante una demanda de los vecinos ya que nos parecía injusto que una persona tuviera que atravesar un barrizal y que podía tener consecuencias graves y hemos ejecutado subsidiariamente una obra que corresponde a otra entidad y luego les giramos la factura”, ha explicado la regidora, quien asegura que en último término, el Consistorio presentará un recurso contencioso administrativo. “Ellos se defienden diciendo que hay dos accesos con los dos viales, pero todos los hospitales tienen que tener un acceso peatonal y éste también lo necesitaba”.
Un coste de más de 212.000 euros
El pasado mes de febrero se inauguró esta infraestructura sobre el arroyo de La Poveda. Los trabajos consistieron en la construcción de una pasarela peatonal, de una longitud de 12,5 metros y anchura de 4 metros, que une la zona de Collado Villalba Pueblo y las urbanizaciones El Soto, Collado Real y La Chopera con este centro hospitalario y da acceso directo al parking de La Chopera, construido sobre un terreno dotacional de propiedad municipal. Además, forma parte de un proyecto que cuenta con un camino de una longitud de 350 metros y una anchura de 5 metros, con alumbrado público, aceras, arbolado y carril bici.
La Junta de Gobierno Local adjudicó en 2017 la ejecución de las obras de acceso peatonal al Hospital a la empresa Urvios, Construcción y Servicios, Sociedad Limitada por un importe de 212.718 euros, financiados por las arcas municipales con cargo al remanente del Plan Regional de Inversiones de la Comunidad de Madrid (PRISMA) 2006-2009. El Consistorio, una vez recibido el último certificado de obra, que pasó por Junta de Gobierno a mediados del pasado mes de julio, envió la factura en modo de pago voluntario (que finalizó el 22 de octubre) a la empresa, que no ha hecho frente al pago y ha presentado un recurso.
“El Ayuntamiento de Collado Villalba, ante una demanda vecinal, realizó unas obras con todos los informes favorables de un acceso peatonal que tenía conveniado el hospital y del que había pedido licencia de obra reiteradas veces”, ha recordado Mariola Vargas. “Ellos pidieron las licencias y la prórroga de los permisos de la Confederación Hidrográfica del Tajo y Vías Pecuarias para hacer la obra, de hecho, tuvimos que pedir un cambio de titularidad cuando decidimos hacerlo nosotros”, dijo la regidora el día de la inauguración de la pasarela.
Denuncia de dos sindicatos
Por su parte, los sindicatos Asociación Madrileña de Enfermería (AME) y Movimiento Asambleario de Trabajadores (MATS) han presentado una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción para que investigue la ejecución de los accesos a los hospitales Rey Juan Carlos, de Móstoles, y de Villalba por presuntos delitos contra la administración pública.
La Consejería de Sanidad adjudicó en 2010 la gestión de ambos centros hospitalarios a la empresa Capio (ahora propiedad del grupo Quirón Salud) y los pliegos de cláusulas administrativas incluían como “obligación” de la concesionaria la ejecución de los accesos a los dos hospitales. Sin embargo, los Ayuntamientos de Móstoles y Collado Villalba han sufragado con sus presupuestos los accesos a ambos centros hospitalarios por un importe de 675.129 euros y 212.718 euros, respectivamente, a pesar de que estos trabajos debían ser asumidos por la empresa concesionaria, de acuerdo los pliegos de licitación.