El servicio está pendiente de una ampliación que permita ganar 15 plazas

arrixacaLa ausencia de camas libres en Reanimación obligó a suspender el pasado miércoles una operación a un paciente con cáncer de próstata en La Arrixaca. Así consta en el informe de alta, donde se explica que «no se puede realizar la intervención quirúrgica programada por falta de Reanimación». La Consejería de Sanidad señala que se trató de un caso puntual provocado por dos trasplantes urgentes, pero los profesionales advierten de que hay un déficit de camas tanto en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) como en Reanimación, lo que lleva a la anulación de intervenciones sobre todo en momentos de alta presión asistencial.

«En La Arrixaca tenemos un problema crónico con este tema, cada dos por tres estamos igual», advierte María José Hernández, delegada de SATSE en el hospital. Los datos oficiales lo corroboran: la media de ocupación en la UCI es del 120%. Todos los inviernos se producen suspensiones de intervenciones por el colapso tanto en Cuidados Intensivos como en Reanimación, aunque a veces la medida se achaque a la saturación en la puerta de Urgencias y en las plantas. En épocas del año que en principio son menos problemáticas también faltan camas, y este verano ha sido un ejemplo. «Agosto fue durísimo; en los últimos días hemos tenido una ocupación máxima», confiesa el jefe de la UCI, Rubén Jara.

«Es un problema de gestión, no médico»

En Reanimación, por su parte, se ha notado el incremento de la actividad quirúrgica con el arranque de septiembre. «Se estaban realizando entre nueve y diez operaciones al día, y estamos ya en unas 15 diarias», explican desde el Sindicato de Profesionales de la Sanidad (SPS). Sin embargo, cuatro alas de hospitalización permanecen cerradas. Dos de ellas no abrirán hasta mediados de mes. «Los médicos han estado agilizando altas esta semana porque faltaban camas», denuncia el SPS. Sanidad lo niega, y asegura que la presión asistencial ha sido este verano más baja.

Esta semana se anuló una intervención programada por falta de espacio en Reanimación

El espacio disponible en Reanimación y Cuidados Intensivos hace tiempo que se quedó pequeño. Reanimación cuenta con una veintena de plazas, y la UCI con 32. El año pasado se habilitó una sala, anteriormente destinada a pruebas especiales, con unas 8 camas que se abren en momentos de alta ocupación. Fue un parche que ha supuesto un alivio, pero no es la solución. El Servicio Murciano de Salud (SMS) tiene encima de la mesa un proyecto para ganar otras seis camas, pero se necesitarían 15 más solo para la UCI, según los cálculos realizados en el servicio.

La llegada al hospital de un caso grave que requiere traslado a Cuidados Intensivos cuando en el servicio están todas las camas ocupadas no es un hecho tan excepcional como debiera. ‘La Verdad’ fue testigo de esta situación durante un reportaje en Urgencias el año pasado. Problemas de este tipo se solucionan gracias al buen hacer de los profesionales y a su coordinación.

La Asociación de Usuarios pide a Sanidad que amplíe ya la UCI de La Arrixaca

Fuente: La Verdad De Murcia