calvoPablo Calvo, director general de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha defendido, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid, que la jornada de 37,5 horas semanales sirve para reducir la lista de espera, ya que “se amplían las consultas programadas y las pruebas diagnósticas”. Así lo publicó Redacción Médica en su edición del 15 de noviembre.

La implantación de las 37,5 horas se ha hecho con una  tremenda desigualdad.

Parte de los trabajadores del SERMAS nunca la han cumplido. A otros se les ha compensado esas horas de más descontando dinero de su nómina, como es el caso de los facultativos de atención especializada. Ya nos dirá el Sr. Calvo como se combaten las listas de espera si no se trabajan más horas.

Hay trabajadores que hacen 2,5 horas más a la semana en un horario distinto al que trabajan habitualmente, dando igual si esas horas de trabajo tienen contenido o no, otros en cambio hacen 5 horas antes o después de su jornada habitual, sumando un total de 12 horas en un día. ¿Alguien cree que se puede prestar una buena asistencia trabajando tantas horas?. Y hay quien ha visto aumentada su jornada anual en 16 días; es el caso del personal que trabaja de lunes a domingo, a quien no se ha dado en ningún momento la opción de trabajar más horas en el día a día. Y a consecuencia de esto,  para lo que ha servido el aumento de jornada es para disminuir el número de trabajadores.

Estas reivindicaciones ya se han comunicado por escrito al Sr. Calvo por parte de MATS, sin obtener ninguna respuesta.

Es posible que el Sr. Calvo no sepa que con la implantación de las 37,5 horas semanales la lista de espera quirúrgica sube mes a mes en la Comunidad de Madrid y que actualmente llega a la impresentable cifra de más de 83197 personas. Pero es que además existen 273.058  personas en lista de espera para ser atendidas en consulta  por primera vez. Son cifras oficiales y públicas de la Consejería de Sanidad que da vergüenza escribirlas pero que debe ser mejor ignorarlas, ¿verdad Sr. Calvo?

Si para gestionar dichas horas tan beneficiosas, se introducen planes perniciosos que sólo buscan ser una alternativa más para la derivación de los pacientes a la Sanidad Privada, como la Gestión de Listas de Espera Quirúrgica, pasa lo que pasa. No sirven de nada.

Estas listas de espera se reducirían de verdad aumentando las plantillas de los profesionales para hacer funcionar los hospitales al cien por cien, tanto en turno de mañana como de tarde.

Esto, y no dos horas y media más de trabajo semanal, sería una verdadera solución para esta indeseable lacra. Y además ofrecería a la población la debida calidad asistencial por parte de unas plantillas ahora precarias, extenuadas y desilusionadas.

Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad