logo_sumatEsta es la nota que se se ha remitido a la Dirección General de Recursos Humanos. Las trabajadoras y trabajadores de este servicio llevan tiempo insistiendo en ser recibidos para poder plantearle todos los problemas que tiene el personal al servicio del SUMA 112. Ante la negativa de este, han decidido publicar la nota adjunta en todas las redes y medios posibles para dar mayor visibilidad a su petición a fin de que sea twitteada y retwitteada, que parece que es la mejor manera de captar su atención.
Pasamos a reproducir un estracto del comunicado y, a continuación, el vínculo para que os lo podáis descargar íntegro, y solicitamos que se difunda:

«Con la entrada en vigor del «pacto suscrito en la Mesa Sectorial de Sanidad del 10 de diciembre de 2015 sobre vacaciones, permisos y licencias del personal estatutario que presta servicios en centros e instituciones sanitarias del Servicio Madrileño de Salud» hanb existido dudas en la interpretación, y como es habitual, el SUMMA en muchas ocasiones ha realizado consideraciones desfavorables para el trabajador y no siempre con criterios claros y generalizados.
Esto se agrava al encontrarnos el problema de la definición de nuestra jornada, que aunque esté claramente explicada en la normativa vigente, se nos están contabilizando derechos con una jornada irreal y vemos como nos reducen éstos, en base a unos acuerdos que no han tenido en cuenta las características diferenciales de nuestro trabajo, ni las jornadas vigentes según normativa.
Todos estos temas están creando gran descontento y maletar en los trabajadores. La interpretación restrictiva de la norma, origina casos tan desagradables como el que se ha producido recientemente, en la que un trabajador en última instancia, tenga que hacer uso de las redes sociales para que sea atendida su petición, completamente reconocida legalmente pero mal interpretada por la dirección.
Nos parece muy triste que los trabajadores tengamos que recurrir a estas estrategias para ejercer nuestros derechos,c on el desgaste y tiempo que eso supone, y sobre todo la mala imagen que eso ocasiona, no teniendo a veces más remedio, si el interlocutor no se aviene a razones e impide el diálogo, llegando al extremo de que tenga que tomar cartas en el asunto el propio Consejero»

Descargar el comunicado completo