Hacienda estudia compensar al colectivo con la devolución de la paga extra el próximo ejercicio
EL PAÍS Madrid 23 SEP 2014 

Protesta de funcionarios en Valencia contra los recortes. / JORDI VICENT

El Gobierno volverá a congelar el sueldo de los funcionarios en 2015 por quinto año consecutivo, según han informado en fuentes gubernamentales. A cambio, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas confía en poder devolver la paga extra suprimida en 2012 con cargo a los presupuestos del próximo ejercicio.
El departamento que dirige Cristóbal Montoro ultima estos días los presupuestos del Estado para 2015. En estas cuentas y tal y como avanzó EL PAÍS, el Gobierno mantiene sin cambios el salario de los trabajadores dependientes de la Administración tras los múltiples recortes sufridos dentro de las políticas para controlar el déficit. Frente a esta decisión, que está en línea con la evolución de la inflación en España, Hacienda cree que hay margen dentro de las estrecheces que marcarán estas cuentas públicas para tener un gesto con los funcionarios. Para ello, devolverá en metálico la paga extra el próximo año.
Ya al adoptar la supresión de la paga de Navidad de 2012, el Gobierno dijo que su plan era compensarla a partir de 2015 mediante aportaciones a planes de pensiones. Por eso, Hacienda trata de cuadrar las cuentas para evitar que al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pueda achacársele el incumplimiento de otra promesa, más aún en año electoral y tratándose de un compromiso que afecta a un grupo de trabajadores tan numeroso.
Desde este colectivo, el sindicato de funcionarios CSI-F reclamó ayer al Gobierno que descongele la subida salarial que les ha provocado una pérdida de poder adquisitivo próxima al 30% desde 2010, según calcula el sindicato, que incluye el recorte de sueldos de mayo de 2010 y la retirada de la paga extra de diciembre de 2012.
A modo de aperitivo de lo que se conocerá el viernes, cuando el responsable de Hacienda, Cristóbal Montoro, debe llevar al Consejo de Ministros el proyecto de los presupuestos, el Congreso y el Senado ya han aprobado la congelación del sueldo a los funcionarios, algo que suele marcar cada año la pauta. No obstante, el Ejecutivo ha introducido por primera vez la posibilidad de negociar compensaciones retributivas con posterioridad. En el caso de las Cortes, es el sexto año en el que los trabajadores públicos no ven incrementado su salario.
El País