monedasValencia, 29 dic (EFE).- El Gobierno valenciano reconoce una deuda de más de doce millones de euros en sanidad a la empresa Ribera Salud por facturas pendientes del periodo entre 2008 y 2012, según ha informado hoy la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra.
Se trata de obligaciones contraídas en esos ejercicios para la prestación de servicios sobre actos y procesos asistenciales registrados en las aplicaciones informáticas Compás y Abucasis, ha manifestado en la rueda de prensa del pleno del Consell.
Por ello, el Consell ha autorizado un enriquecimiento injusto por parte de la Generalitat para la recepción de los servicios y suministros a la empresa Ribera Salud II UTE, pendientes «desde hace más de siete años».
Estas facturas pendientes evidencian, según Oltra, que el modelo sanitario es «un modelo a revisar» y que la gestión del dinero público por el anterior gobierno de la Generalitat fue «completamente irresponsable». EFE
Cadena Ser