• El Gobierno saliente y en funcinoes de la Comunidad de Madriddesprecia la experiencia  de su propio personal informático del Servicio Madrileño de Salud,  sacando las plazas de su mayoritario personal temporal, de 15 años y más de antigüedad, por 1ª vez en la Oferta Público de Empleo 2015 con un sistema de oposición que lo aboca al despido masivo
  • La Asociación denuncia este trato profundamente injustoque no puede consentir e impugna las oposiciones.Solicitará una solución justa al nuevo gobierno de la Comunidad
  • La estabilización integral mediante los necesarios procesos de consolidación para casos como éste de primer proceso de selección en la historia de un cuerpo existente era una reclamación histórica del colectivo, en su inmensa mayoría temporal, que consiguió la creación de sus puestos temporales tras reclamaciones continuadas
  • Prescindir de súbito de la gran mayor parte del colectivo actual supondrá problemas para el adecuado funcionamiento de sistemas críticos de los hospitales y una pérdida de conocimiento y experiencia que resultará dañina para la sanidad pública madrileña


El colectivo de personal informático propio -empleado público- del SERMAS, al que representa esta asociación, sufría desde hace tiempo un problema grave de falta de regularización y de estabilidad en puestos de una plantilla reconocida de lo que son sus funciones, la informática. La creación de las categorías de informática y la integración (lamentablemente no al completo) en ellas del personal que realizaba las funciones desde hace muchos años, más de 15 años en la mayoría de los casos, fue una de las conquistas del colectivo, fruto de las movilizaciones del final de hace dos legislaturas, la reclamación constante, atendida en parteal final de la legislatura anterior, y, aparentemente, la decisión del gobierno anterior.Pero la mitad del colectivo sigue fuera de la plantilla de las categorías informáticas y casi el 80% sigue  sin estar fijo en ellas, por lo que esta Asociación venía demandando insistentemente a la Administración de la Comunidad de Madriddurante toda la legislatura ya pasada la regularización integral  en plantilla que pudiera venir seguida después de un proceso de consolidación, respetando siempre el marco legal vigente, que obliga a procesos de libre acceso, pero que pueden estar conformados valorando de forma justa la antigüedad del personal que, al fin y al cabo, lleva tantos años temporal por incumplimiento de la administración en sus obligaciones de recursos humanos.

Ahora, el  gobierno saliente de  la Comunidad de Madrid, en funciones, y días después de las elecciones convoca a un proceso de oposición  los puestos de la gran mayoría del personal temporal en las categorías de informática , y lo hace de una forma totalmente absurda para ser la primera oposiciónde unas categorías creadas para regularizar una situación laboral irregular de un colectivo amplio y esencial existente desde hace 20 años y totalmente injusta para quien ha estado cubriendo la función durante 10, 15 o más años , acumulando una experiencia en la organización cuya pérdida resultará dañina para la organización. En las bases convocadas, el SERMAS exige a su propio personal para poder tener la oportunidad de valorar sus  méritos de antigüedad que primero saquen las mejores notas (en concreto el doble de las plazas convocadas)  de la fase de oposición de acceso libre.
Es de prever que la inmensa mayoría de nuestros profesionales temporales que , en competencia, con los centenares sino miles de opositores externos, no consigan quedar en los primerísimos puestos de una oposición tipo test -que no demuestra la valía real para la necesidades de la organización, valía que sí vienen demostrando con la experiencia del día a día- se verán abocados a lo que se denomina cese, es decir, el despido libre sin indemnización alguna aunque se lleven 20 años trabajados. Por si fuera poco se constituye una bolsa preferente para los posibles futuros nuevos puestos temporales sólo con las mejores notas que no saquen finalmente plaza, por lo que la oposición convocada afecta directamente a todo el temporal con nombramientos en las categorías de informática, más de 80 profesionales, la mayoría del personal informático en los centros sanitarios del SERMAS.
En  las restantes CCAA , donde se ha regularizado de oficio la situación de los informáticos con idénticas categorías y que ya han tenido un  primer proceso de estabilización, éste ha sidoorientado a la consolidación de su personal con experiencia, como , por ejemplo, ha sido el caso más reciente del Servicio Aragonés de Salud, donde , como en todos los casos anteriores similares, se han valorado los méritos al 50%  del total y se ha exigido el aprobado en una oposición de acceso libre, para cumplir de forma equilibrada con los principios básicos de capacidad, mérito e igualdad. De igual forma se ha procedido en el pasado en el INSALUD o el SERMAS con colectivos que, aún no siendo su primera oposición, llevaban muchísimos años sin oposición acumulando un elevado número de interinos con una elevada antigüedad.
Recordemos que esta asociación viene defendiendo que elpersonal propio experto bien aprovechado y actualizado en su formación y competencias, contribuye y contribuirá más si es necesario reubicado en funciones y ámbito de actuación ante posibles procesos de homogeneización y centralización  a significativos ahorros económicos y a un mayor control y retención de conocimiento frente a un modelo totalmente externalizado o de personal ajeno cambiante.
Precisamente durante esta legislatura, la Asociación había colaborado con la Dir. Gral de Sistemas de Información Sanitaria en la organizaciones de actuaciones formativas, como el reciente finalizado Programa de desarrollo de competencias en Sistemas y TIC para personal TIC del SERMAS, cuyo acto de clausura fue presidido por el Viceconsejero de Atención Sanitaria, Manuel Molina Muñoz, y precisamente , la Asociación había transmitido las preocupaciones del colectivo ante la OPE al propio Viceconsejero  en una  reunión , reclamaciones  que han tenido una dura -muy dura- respuesta en las convocatorias que finalmente ha realizado el gobierno saliente.

Esta respuesta ha causado la lógica conmoción en el colectivo cuyo personal temporal en las categorías ve cómo se le exige para mantener su puesto de trabajo la injusticia de tener que superar un sistema de oposición propio de plazas nuevas de categorías ya estabilizadas.
No podemos más que calificar el trato del Gobierno saliente como de profundamente injusto– más próximo al desprecio  que a la mínima consideración que debería tener una administración para con sus profesionales que tantas veces le han respondido de forma tan magnífica y que a día de hoy sigue siendo imprescindible en los hospitales tradicionales y lo será para emprender los anunciados procesos de centralización de la HCE- , por lo queestamos realizando las acciones legales pertinentes buscandola impugnación de los actos administrativos injustos aprobados por el gobierno saliente (OPE y convocatorias) o soluciónreparadora, que, naturalmente se va a solicitar, del nuevo Gobierno de la Comunidad de Madrid, y en especial, nuevo Consejero de Sanidad, cuyas palabras el día de su posesiónvaloramos como  un buen punto de partida en la búsqueda de dicha solución, para lo que le solicitaremos la pertinente reunión.