EL DEDITO DE LA SANTA SEÑALARÁ AL VIRUS SI INTENTA ESCAPAR
La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha echado mano de sus excelentes relaciones con la iglesia católica y ha conseguido que le presten “unos días o el tiempo que haga falta” el brazo incorrupto de Santa Tecla para custodiar el hospital Carlos III, en el cual ha ingresado el sacerdote español contagiado con el virus del ébola.
El brazo, que se conserva en la catedral de Santa María de Tarragona, ya está camino de Madrid a bordo de un avión Hércules de las Fuerzas Armadas.
La ministra ha asegurado que “no hay ningún peligro de que el virus escape del hospital, a pesar de las interesadas críticas de algunos profesionales de la salud y de las imprescindibles reestructuraciones en gasto público sanitario, tan necesarias, por otra parte, para salvar bancos. Sin embargo, cualquier precaución es poca y toda ayuda es bienvenida. Ahora, con el brazo de Santa Tecla custodiando la puerta del hospital, el virus no podrá salir sin ser advertido, señalado por el dedito de la santa y destruido a base de piadosas oraciones“.
Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha recordado que “si existiera el más mínimo riesgo de propagación del virus, no habríamos sido el único Gobierno del mundo que trae el ébola voluntariamente a su país, no somos tan gilipollas”.
Etc noticias