Caída del techo en el 12 de Octubre

Pasillo de urgencias del 12 de Octubre

Desperfectos en la UVI de Pediatría y en el Servicio de Radiofísica

La rotura de una tubería de agua en la sala de Radiofísica del Hospital 12 de Octubre, este miércoles, ha vuelto a poner en evidencia la crítica situación en la que se encuentra este centro público del sur de Madrid. El pasado domingo, durante la noche, otra avería similar en la UVI Pediátrica hizo saltar las alarmas. El de mantenimiento del centro lo lleva una empresa privada, después de que la Comunidad de Madrid optara por externalizar este servicio.

Un vídeo al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM muestra el momento de la avería en Radiofísica, ocurrida ayer. Esta sala se encarga de medir las radiaciones de los aparatos radioactivos, acelerador, simulador, ganmagrafías, Rayos X, entre otros.

El domingo, la avería fue en la UVI de Pediatría

La noche del pasado domingo, el 12 de Octubre sufrió una avería de otra tubería, esta vez en el almacén de la Sala de la UVI Pediátrica, donde se encuentran varios equipos. Las imágenes muestran cómo el personal sanitario se esforzaba por cubrirlos con sábanas, de manera improvisada.

La respuesta del Hospital y la Consejería

Preguntado por ELPLURAL.COM, el Hospital 12 de Octubre ha admitido ambas averías y ha explicado que «el incidente en el Servicio de Radiofísica se produjo ayer miércoles 15 a las 08.00 horas  y consistió en la rotura de una tubería de agua caliente». La dirección del centro añade que «no afectó a la atención de los pacientes» ni «supuso daños materiales en el equipamiento».  El Servicio de Radiofísica «funciona con normalidad y todos los pacientes fueron atendidos sin ningún problema», precisa.

Respecto al incidente en la UVI de Pediátrica, el hospital afirma que consistió en «una gotera» en una sala de almacenaje de material», y que «no afectó al área asistencial ni repercutió en la atención a los pacientes»; tampoco «implicó daños en el material almacenado». Esta área también sigue «funcionando con normalidad».

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, consultada también por este diario, ha remitido al hospital y ha respondido que «sí teníamos constancia de las averías, por supuesto».  A la pregunta por el nombre de la empresa privada que lleva el mantenimiento del centro, ha contestado que es el SERMAS el que «coordina las acciones de los hospitales».

Los trabajadores denuncian pérdida de calidad
El Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad (MATS) ha denunciado en reiteradas ocasiones la situación en la que se encuentra este hospital y otros de la Comunidad de Madrid. El pasado diciembre, esta plataforma convocó una concentración a las puertas del hospital.

Su delegada, Maribel Domínguez, en declaraciones a ELPLURAL.COM ha denunciado «la precariedad en la sanidad pública madrileña» y el «mal estado» en el que se encuentran los hospitales y los centros de atención primaria, en los que el matenimiento y la limpieza se han externalizado en su gran mayoría, perjudicando la calidad de los servicios. «El mantenimiento se hace de cualquier manera, sin controles de calidad y sin previsiones. A diferencia de los empleados públicos de mantenimiento, estas empresas no conocen las peculiaridades de los hospitales».