Según la memoria anual del Hospital Infanta Cristina de Parla, las camas instaladas en el centro pasaron de ser 247 en 2013 a 188 en 2014, a pesar de que los ingresos aumentaron en más de 300. Sin embargo fuentes del centro explican que se justifica por la baja presión asistencial. En el resto de hospitales del sur se mantuvieron las camas instaladas, aunque hubo varios cambios en recursos humanos, especialmente en los auxiliares de enfermería.

El Hospital de Parla perdió 59 camas en 2014 por la baja presión asistencialEl Hospital de Parla perdió 59 camas en 2014 por la baja presión asistencial

Las diferentes memorias sanitarias presentadas hace unos días por la Consejería de Sanidad reflejan que la baja presión asistencial hizo que entre 2013 y 2014 el Hospital Infanta Cristina de Parla cerrase casi 60 camas, pasando de 247 a 188. Sin embargo los ingresos aumentaron, de 8.783 a 9.167. Lo que sí se redujo fueron los empleados de auxiliares de enfermería, con 26 menos (241 en 2013 y 215 en 2014).
El resto de hospitales del sur de Madrid mantuvieron sus camas de un año a otro, pero sí se modificó también significativamente la plantilla de auxiliares de enfermería. En Getafe se perdieron diez (de 422 a 412) y en Leganés, en el Severo Ochoa, otro diez (de 313 a 303). Aquí también se redujo en once los facultativos, pasando de 280 a 269. Sin embargo los auxiliares de enfermería aumentaron en Fuenlabrada (de 298 a 320) y en Valdemoro, en el Hospital Infanta Elena (de 116 a 127). También aumentaron los recursos humanos en Leganés en el Instituto Psiquiátrico José Germain, donde los facultativos pasaron de 39 a 49.
Cadena Ser