El 30 de julio el MATS presenta denuncia ante la Fiscalía de la Comunidad de Madrid, contra la Dirección Gerencia del Hospital Clínico y todas aquellas personas que puedan resultar responsables de los hechos expuestos en las mismas. 

Estos hechos tienen que ver fundamentalmente con la falta de Equipos de Protección Individual (EPIs), de formación de trabajadores y de utilización de equipos defectuosos no homologados, ante la presión asistencial del Centro, como consecuentcia de la pandemia actual originzada por el COVID19. 

Esto ha tenido unos resultados devastadores en la salud de los trabajadores/as, principalmente en cuanto al número de contagiados (1.038 trabajadores, más de un 20% de la plantillas) y hospitalizados (65) y que sitúa a este cCentro como el tercero en número de trabajadores contagiados en la Comunidad de Madrid y el primero en porcentaje. 

Entendiendo por ello que existe una relación CAUSA-EFECTO (falta de medidas de protección/deterioro de la salud de los/as trabajadores/as), este sindicato SOLICITA a la Fiscalía la «práctica de las diligencias de investigación correspondientes para determinar la posible comisión de un delito continuado de los previstos y tipificados en el artículo 316 del Código Penal, por parte del denunciado y/o de otras personas que pudieran resultar responsables de los mismos».

ADemás, considerando que los hechos expuestos en la denuncia suponen una glagrante violación de las normas más básicas en materia de Prevención de Riesgos Laborales, no descartamos a corto plazo otro tipo de acciones legales

Queremos añadir por último la falta de apoyo, solidaridad y calidad humana de esta Gerencia y muchos de sus colaboradores, hacia los/as trabajadores/as. Mientras estos combatían contra el virus a pie de cama, tratando de salvar la vida de sus pacientes sin la protección adecuada, la Dirección dedicaba parte de su actividad a difundir en los medios de comunicación mensajes de buena gestión, mientras en el centro de trabajo sometían a muchos/as trabajdores/as a un hostigamiento permanente para reutilizar material o incorporarse al trabajo estando de baja médica por COVID19 y negando permisos a trabajadores/as con familiares enfermos o con necesidades de cuidados. 

Ante nuevos posibles rebrotes del virus, necesitamos estar protegidos para no volver a vivir las mismas experiencias traumáticas. Los gestores que no cumplan con su cometido deben ser cesados y/o sancionados por la Justicia. 

 

Denuncia a la Fiscalía en PDF

 

El 30 de julio el MATS presenta denuncia ante la Fiscalía de la Comunidad de Madrid, contra la Dirección Gerencia del Hospital Clínico y todas aquellas personas que puedan resultar responsables de los hechos expuestos en las mismas. 

Estos hechos tienen que ver fundamentalmente con la falta de Equipos de Protección Individual (EPIs), de formación de trabajadores y de utilización de equipos defectuosos no homologados, ante la presión asistencial del Centro, como consecuentcia de la pandemia actual originzada por el COVID19. 

Esto ha tenido unos resultados devastadores en la salud de los trabajadores/as, principalmente en cuanto al número de contagiados (1.038 trabajadores, más de un 20% de la plantillas) y hospitalizados (65) y que sitúa a este cCentro como el tercero en número de trabajadores contagiados en la Comunidad de Madrid y el primero en porcentaje. 

Entendiendo por ello que existe una relación CAUSA-EFECTO (falta de medidas de protección/deterioro de la salud de los/as trabajadores/as), este sindicato SOLICITA a la Fiscalía la «práctica de las diligencias de investigación correspondientes para determinar la posible comisión de un delito continuado de los previstos y tipificados en el artículo 316 del Código Penal, por parte del denunciado y/o de otras personas que pudieran resultar responsables de los mismos».

ADemás, considerando que los hechos expuestos en la denuncia suponen una glagrante violación de las normas más básicas en materia de Prevención de Riesgos Laborales, no descartamos a corto plazo otro tipo de acciones legales

Queremos añadir por último la falta de apoyo, solidaridad y calidad humana de esta Gerencia y muchos de sus colaboradores, hacia los/as trabajadores/as. Mientras estos combatían contra el virus a pie de cama, tratando de salvar la vida de sus pacientes sin la protección adecuada, la Dirección dedicaba parte de su actividad a difundir en los medios de comunicación mensajes de buena gestión, mientras en el centro de trabajo sometían a muchos/as trabajdores/as a un hostigamiento permanente para reutilizar material o incorporarse al trabajo estando de baja médica por COVID19 y negando permisos a trabajadores/as con familiares enfermos o con necesidades de cuidados. 

Ante nuevos posibles rebrotes del virus, necesitamos estar protegidos para no volver a vivir las mismas experiencias traumáticas. Los gestores que no cumplan con su cometido deben ser cesados y/o sancionados por la Justicia. 

 

Denuncia a la Fiscalía en PDF