Según publicaba ayer martes  Redacción Médica, el personal estatutario quedará fuera de las conclusiones emitidas por el comité de expertos nombrado por Empleo para intentar solventar el tirón de orejas de Bruselas recibido por la alta tasa de temporalidad en la administración pública española. El derecho a recibir una indemnización por la finalización del contrato (está en discusión si 12 o 20 días) y el de hacer contratos fijos para vacantes no va a afectar a las trabajadoras y trabajadores de la sanidad pública madrileña.

Esta es una de las artimañas de las que se valdrá el gobierno para no tener que hacer fijas alrededor de 800.000 plazas en toda España, plazas vacantes en la administración y que en la actualidad son ocupadas por personal eventual, después de la resolución dictada por el TJUE. Otra maniobra ha sido la de recurrir en casación la sentencia, ya que contará con un año y medio más (tiempo que tardará en resolverse ante el Tribunal Supremo) hasta que dicho alto tribunal se pronuncie.

El comité de expertos de Empleo asegura que esta sentencia solo afectará al personal laboral debido a que es el único sujeto al Estatuto de los Trabajadores con lo que el resto, sujeto al Estatuto Básico del Empleado Público y a Estatutos Marcos, quedará fuera de la regulación. Sanidad y educación entre ellos, dos de los sectores con un porcentaje mayor de eventualidad.

Con esta medida el gobierno pretende amortiguar el golpe que supondría para él hacer fijas plazas que de hecho son plazas estructurales que se cubren fraudulentamente con nombramientos eventuales como si se tratara de actividades coyunturales… Y con el recurso de casación, simplemente, retrasar lo inevitable al contar el gobierno con un margen adicional de año y medio para solucionar esta cuestión a su gusto.

A falta de las resoluciones del Supremo y del TJUE, estos expertos mantienen la necesidad de la temporalidad aunque evitando cláusulas abusivas y contatos fraudulentos, según Redacción Médica.

Sanidad, con una tasa de eventualidad del 34% (20% interino y 14% eventual) según la memoria del SERMAS del 2015, solo acabará con la precariedad laboral por medio de concursos extraordinarios y oposiciones periódicas fijas porque parece ser que las decisiones del TJUE no le van a afectar en absoluto.

Elena Martínez