Máximo Antonio González Jurado, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Diplomados de Enfermería de España desde hace casi 30 años, contrató a cargo de la institución los servicios de espionaje de la agencia de detectives Método 3 para investigar a periodistas críticos y a opositores internos con su labor.
Así se recoge en la documentación de la Agencia Tributaria y en varias facturas a las que ha tenido acceso EL MUNDO.

La institución pagó a los espías 11.672 euros en 2011 y 121.626 en 2008anapixel

Según el modelo 347 (declaración anual de operaciones con terceras personas que ha de presentarse ante el fisco) que Hacienda conserva del órgano colegial referido al año 2008, el Consejo General de los Diplomados de Enfermería de España contrató los servicios de la empresa de detectives en aquel ejercicio a cambio de 121.626 euros.

Los pagos del colegio.

Por aquel entonces, el objeto de las pesquisas ordenadas por el presidente fueron varios miembros de la organización colegial, que a la sazón contaba con una nutrida disidencia: por ejemplo, los colegios oficiales de Valencia, Castellón, Alicante o de Badajoz (estos últimos impugnaron en 2006 la proclamación de la candidatura presentada por González Jurado, basándose en el hecho de que nunca había ejercido como enfermero). El fin del espionaje era bucear en los movimientos de «patrimonio» de algunos críticos con su gestión al frente de la institución, a quienes incluso les fueron investigados hasta los movimientos de sus tarjetas de crédito.
González Jurado contrató en más ocasiones los servicios de la agencia de detectives barcelonesa Método 3, célebre por sus grabaciones a Sánchez-Camacho y a la ex novia de Pujol Ferrusola en el restaurante La camarga. Y siempre cargando los costes a cuenta de la institución colegial de los enfermeros.
Así fue también durante el 2011, cuando el presidente mandó hacer «controles e investigaciones» al director de un conocido medio de noticias digital con el que había tenido fuertes desavenencias. Aquel informe, una cuarentena de páginas a la que se adjuntaban fotografías, costó exactamente 11.672,03 euros, que le fueron abonados a Método 3 en noviembre de aquel año.

Los pagos del Colegio

Según consta en la documentación de la Agencia Tributaria, el Consejo General de Colegios Oficiales de Diplomados de Enfermería de España mantuvo además una estrecha relación laboral con Pasadena Viajes, empresa de la trama Gürtel que pagaba los desplazamientos a altos cargos del PP. De ello dan fe los 101.999,12 euros que, sólo en 2008, el órgano colegial abonó a la agencia de viajes de Francisco Correa.
El nombre del actual presidente de los enfermeros aparece en dos informes de la Unidad central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Dirección General de la Policía.
Uno de ellos tiene fecha de 30 de diciembre de 2013 y fue remitido por los agentes al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Pablo Ruz, después de haber registrado la sede de Special Events, la empresa matriz de la red Gürtel. En el mismo se señala que González Jurado «utiliza fondos de la institución para costearse viajes de placer que nada tienen que ver con su cargo» en la institución. Los investigadores hacen referencia a dos viajes personales a cargo del Colegio. Uno a Suiza por valor de 2.877,87 euros, a donde viajó junto a su esposa en una estancia que incluyó «suite», «full crédito», «champagne», «flores» y «cena aniversario». Otro a Cuba, por valor de 4.578 euros.

Dos informes de la Udef vinculan a González Jurado con la ‘trama Gürtel’

El otro de los informes de la Udef en el que aparece González Jurado tiene fecha de 20 de junio de 2011, cuando los agentes registraron el despacho de Ramón Blanco Balín, inspector fiscal en excedencia y blanqueador oficial de la trama Gürtel. Sostiene la Policía en aquella investigación que el actual presidente de los enfermeros fue «socio» de Francisco Correa en una operación de blanqueo de capitales vinculada a una promoción inmobiliaria en Salobreña (Granada). González Jurado participó entonces con su empresa Bratelk, ya extinguida, cuyo administrador único era él.
Máximo Antonio González Jurado (Puente Genil, Córdoba, 1949) está considerado como una de las personalidades más influyentes en el ámbito sanitario de nuestro país.
Entre otros galardones, ostenta el Premio Internacional Christiane Reimann, otorgado por el Consejo Internacional de Enfermería; la Cruz de Honor de la sanidad madrileña; la Cruz Blanca del Plan Nacional sobre Drogas (Ministerio del Interior) o la Cruz al Mérito Militar (Defensa).
González Jurado, cuya presidencia en el Consejo de Colegios de Enfermería llegó a ser declarada ilegal por el Tribunal Supremo (dado que no reunía los requisitos para el cargo), no sólo aparece ligado a Francisco Correa en las investigaciones policiales, sino también aJesús Calvo Soria, que fue consultor del órgano colegial de los enfermeos y cuyo nombre aparece como testaferro de Correa en muchas de las empresas del cabecilla de la trama Gürtel.

Una cuestión de ‘seguridad’

Fuentes del Consejo General de Colegios Oficiales de Diplomados de Enfermería de España reconocieron a este periódico que encargaron trabajos a la agencia Método 3. Pero matizaron dos cuestiones. La primera (y más llamativa) es que contrataron los servicios de esta empresa de detectives para «realizar una auditoría sobre cuestiones de seguridad informática» (sic) de la institución. La segunda, que el seguimiento realizado al periodista de un medio digital sólo tuvo lugar en una ocasión y fue debido a un supuesto «intento de extorsión» al presidente del Colegio por parte del reportero y que está «judicializado».
El Mundo