Imposible poner en orden todas las emociones que acumulas a lo largo de este documental.
Comenzamos acompañando a María Martín una anciana que se acerca a poner flores en un quitamiedos de la carretera bajo el cual está su madre, Faustina, en una fosa común. “Lo injusta que es la vida… No, no la vida. Los humanos son muy injustos,” relata con dolor la anciana, apoyada en su bastón, sentada al pie de la carretera. Acudimos al desgarro de estas mujeres a las que arrebataron a sus bebés y al dolor de estos hombres y mujeres que buscan a sus padres biológicos. Nos estremecemos al escuchar a estas personas que, al narrar las torturas a las que fueron sometidas en la Dirección General de Seguridad, se rompen en mil pedazos.
Conozco y quiero a muchas de estas personas de las que tanto he aprendido. Luchadoras infatigables en busca de la justicia que le arrebataron con la “La Ley de Amnistía” que se firmó hace 41 años. Un pacto preconstitucional que facilitó el perdón de los presos políticos, pero que también certificó legamente la impunidad de los crímenes cometidos por el aparato franquista. Almudena Carracedo y Robert Bahar, directorxs del documental, han acompañado a las víctimas durante más de 6 años y han abierto un nuevo camino de esperanza.
Es nuestra historia, la que se empeñan en ocultarnos. No habla de venganza, habla de justicia y esto queda muy claro a través de los testimonios de las víctimas, que Almudena y Robert han sabido transmitir de manera impecable. Es una película que va dirigida al corazón y la razón del conjunto de la sociedad. Cualquier espectador, tras ver este maravilloso trabajo, entiende que no se trata solo del pasado, es nuestro presente..
Chato Galante: “No estamos hablando de algo del pasado. Sigue siendo actual porque he sido torturado por gente que vive en mi misma ciudad, gente que ha sido condecorada y cobra un 50% de pensión por los servicios prestados, es decir, haberme torturado a mí entre muchos. No se trata de abrir heridas, se trata de hablar del presente”, explica.
“El silencio de los Otros” lleva acumulados diferentes premios en sus pases por diferentes festivales. Entre ellos dos de la Berlinales, el “Premio del público” y el de “la Paz de la Fundación Heinrich Böll”. Actualmente está nominado al “Mejor documental europeo”.
MAGNIFICO. EMOTIVO. ESTREMECEDOR. NECESARIO. IMPRESCINDIBLE
“Creemos que este filme, que toca esos temas con ternura, respeto y se preocupa, es un perfecto instrumento para empezar una conversación que ha sido silenciada durante mucho tiempo.” 
No se trata de venganza sino de justicia, porque hablando de justicia hablamos de verdad y reparación
Paz Romero