blogger-image-748074318Somos el Equipo de Enfermería (enfermeras y auxiliares) de la Unidad de Hospitalización Quirúrgica del Hospital del Tajo.

Nos ponemos en contacto con vosotros para dar a conocer la situación del Hospital del Tajo este verano, ya que por lo que estamos viendo los usuarios desconocen por completo y creemos necesario que estén informados.

Con la época de vacaciones el hospital del Tajo no se ha librado de los recortes ,

En nuestro hospital el verano ha supuesto que se disminuya la actividad de quirófanos quedando prácticamente reducido a cirugías ambulatorias que no necesitan ingreso, y a cirugías urgentes

Con la reducción de actividad quirúrgica la gerencia de este hospital ha decidido que la Unidad de Hospitalización quirúrgica cierre la mitad de su cama, pasando de las 30 habituales a sólo 15 habilitadas para los meses de agosto y parte de septiembre .

Y la consecuencia del cierre de quirófanos y de camas ha sido la reducción de personal.

En la unidad de hospitalización quirúrgica hemos quedado reducidos a la mínima expresión , dos enfermeros y dos auxiliares por la mañana, una enfermera y auxiliar en turno de tarde , una enfermera y auxiliar en turno de noche . Y los fines de semana una enfermera y auxiliar en todos los turnos para atender a los 15 pacientes que tenemos.

Esto supone que en los turnos que sólo hay un profesional de enfermería y un profesional auxiliar, si sucede algo grave se encuentran solos sin nadie a quien poder acudir de inmediato. Dependen del teléfono , localizar a quien sea necesario, que estén disponibles y que acudan , con lo que el tiempo que discurre entre el hecho que provoca la urgencia y hasta que se atiende íntegramente al paciente puede poner en situación de riesgo importante su seguridad

Esto se ha reclamado por escrito a la gerencia y direcciones médica y de enfermería por ser ellos los máximos responsables que han permitido que la situación esté de este modo. No hemos recibido respuesta por escrito.

La otra consecuencia del cierre de camas de hospitalización es que en época de verano las patologías que provocan más ingresos son las agudas en pacientes crónicos de edad avanzada, ancianos frágiles que se descompensan, y que por tanto requieren ser ingresados y caídas también en personas mayores con alto índice de fracturas de cadera que intervenir y por tanto también requieren ingreso. Esto supone que haya personas, la mayoría ancianos, que pasan días en urgencias a la espera de cama libre para poder ser ingresados.

Se incumple por tanto el plan de humanización que el señor consejero de sanidad Sánchez-Martos puso en marcha y donde uno de los compromisos eran que los pacientes de urgencias que requirieran ingreso no permanecieran más de 24 horas en este servicio.

Hoy hemos tenido un ingreso de una persona mayor de 70 años con fractura de cadera que ingresó por urgencias el sábado y ha tenido que permanecer allí sin intervenir hasta hoy jueves que ha subido a planta. Desconocía por completo que hubiera cierre de camas o reducción de personal, ni él ni su familia.

Evidente que el plan de humanización no se cumple.

Y otra consecuencia más del cierre de camas es que en la planta de pediatría están ingresando medicinas internas por la falta de camas en el resto de servicios.

Mientras nos cierran camas , las urgencias aun en época de verano siguen teniendo una actividad alta, y reducen personal, hay otras 30 camas en la segunda planta, la T4, que permanece cerrada desde que se abrió el hospital y que sólo durante la época de invierno abre de 10 a 12 camas durante unos tres meses. El resto del año permanece totalmente cerrada.

Por último decir, que queremos pedir disculpas a nuestros usuarios y pacientes por todas estas deficiencias, de recursos, de profesionales y de camas, ya que sabemos que los que sufren todos estos recortes son ellos directamente. Es por ello que queremos poner en conocimiento de todos esta situación.

Nuestra razón de ser y de nuestro trabajo son nuestros pacientes, Nos gusta realizar nuestro trabajo con calidad y en estas condiciones a veces es muy difícil llegar a todos los lados a tiempo. Nos faltan tiempo pero sobre todo manos. Nosotros somos los que estamos a pie de cama dando la cara, por eso pedimos perdón por no poder multiplicarnos por dos cuando nuestros pacientes lo necesitan. Lo que manda por desgracia son las decisiones que un gerente y unos directores toman tras la mesa de un despacho.

Fuente: Heraldo de Aranjuez