El último informe de Eurostat sobre gasto público, con datos de 2014, deja a España en el puesto 18 de Europa en inversión en Sanidad como parte del PIB. Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Portugal le superan en porcentaje.

gasto_sanitarioLos datos europeos de inversión pública en Sanidad vuelven a dejar a España en lugar mejorable. Según el último informe de Eurostat, en 2014 el porcentaje de inversión pública en Sanidad como parte del PIB fue del 6,1 por ciento, lo que deja a España en la posición 18 de los 31 países analizados.

La media europea se encuentra en un 7,2 por ciento del total del PIB, 1,1 puntos más que en España. En la comparación con los países de su entorno, España sale perdiendo, ya que Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y Portugal le superan en porcentaje.

Los últimos datos del Ministerio de Sanidad hablan de una inversión en Sanidad del 9,4 por ciento como parte del PIB, porcentaje que incluye el gasto público y el privado (éste último se situaría en un 2,3 por ciento del total).

En todo caso, cabe recordar que muchos expertos consideran que el peso de la sanidad sobre el PIB no es indicador excesivamente fiable. Los partidos políticos dejaron claro en la pasada compaña electoral que tampoco lo consideraban un factor fundamental.

El país que, según Eurostat, más porcentaje de su PIB destinó a Sanidad en 2014 es Dinamarca, con un 8,7 por ciento. Bélgica, Países Bajos, Finlandia y Francia también están por encima del 8 por ciento. Por la parte baja de la lista, Eslovaquia, Chipre y Suiza son los países que menos dinero público destinan a la Sanidad, siempre como porcentaje del PIB.

Otros datos: la OCDE
El documento de Eurostat se une al informe Health at a Glance 2015, publicado por la OCDE, como informó diariomedico.com, a finales del año pasado. Constató que en el periodo 2009-2013 la media de la OCDE experimentó un crecimiento del gasto sanitario del 0,6 por ciento, mientras que España lo redujo en un 1,7 por ciento.

Junto a estos datos, el informe de la OCDE mostró también que España continúa por debajo de la media de los países desarrollados en gasto sanitario total (público y privado) por persona, con 2.898 dólares frente a los 3.453 que registra la media de la OCDE.

Fuente: Diario Médico