La Inspección Sanitaria confirma que realizaban biopsias con medios públicos para sus clínicas privadas. El Hospital realizó una investigación previa que no encontró indicios de delito.

TERESA RUBIO 09/07/2015 
El informe de la Inspección sanitaria confirma todo lo que el Patólogo Juan Carlos Martínez Montero denunció en la SER: en el departamento de Anatomía patológica del Gregorio Marañón se estuvieron realizando, durante años, con dinero y medios públicos, pruebas para la sanidad privada. El propio informe insta a la apertura de expediente disciplinario para cinco de los médicos implicados. Unos expedientes que se han hecho oficiales esta mañana pero no por usar medios públicos para la sanidad privada sino por no haber pedido permiso para compatibilizar los dos ámbitos laborales. 
El doctor Martínez Montero empezó a darse cuenta de lo que ocurría por los números de referencia de las biopsias que tienen en la base de datos del servicio, que no coincidían con las del Gregorio Marañón. Además, veía a diario sobres que llevaban tejidos para analizar que procedían de pacientes de distintas clínicas privadas. «Era tal la sensación de impunidad que ni siquiera tenían la maña de dejarlo guardado en un cajón»
El artífice de la trama, según la versión de Martínez, era el jefe de servicio de Anatomía Patológica, retirado desde el pasado mes de octubre. Fue en ese momento cuando decidió poner el asunto en conocimiento del director médico del Gregorio Marañón, Eduardo Junco, porque era el encargado de supervisar el servicio hasta que nombraran a otro responsable. Martínez intentó, sin éxito, reunirse con él. Un día, en medio de un pasillo, le enseñó los documentos y Junco le dijo «el lunes te llamo». Este encuentro tuvo lugar en octubre de 2014 y hasta entonces no se ha producido ninguna comunicación.
Cuando la Cadena Ser hizo pública la denuncia del Dr. Martinez Montero, el Hospital Gregorio Marañón abrió investigación interna que curiosamente concluye una semana después con un: «No hemos visto indicios de ilegalidad». Unos indicios que parece sí ha encontrado la Inspección Sanitaria que esta misma mañana ha tramitado los expedientes disciplinarios a cinco patólogos del departamento por utilizar los medios y las instalaciones públicas del Gregorio Marañón para realizar pruebas de sus clínicas privadas.
Cadena Ser