La falta de celadores en el Hospital Ramón y Cajal es general, pero en el turno de tarde ha llegado a una situación alarmante. La media de celadores, durante el mes de septiembre, en el turno de tarde ha sido de 20 personas para toda la «hospitalización» (plantas, UVIs, psiquiatría) y de 18 personas en agosto.


La denuncia de está situación a través de Twitter en el mes de julio por parte del Mats, tuvo como resultado que el Sr. Consejero, en vez de tomar medidas correctoras, por el mismo medio nos acusara (una vez más) de mentir. La Dirección del Hospital contestó diciendo que  había en el hospital un número mayor de celadores, en los que incluía los que están atendiendo en urgencias, y los que están en archivos, lencería, farmacia, esterilización, rehabilitación, quirófanos  y servicio de radiología. E incluso los peluqueros y los encargados, que no trabajan directamente con los pacientes, sino organizando el trabajo del resto de  celadores. Si sumamos, es cierto que hay mas, pero nos referimos a los celadores que hay para atender a los pacientes hospitalizados.
Estos celadores se encargan de ayudar a movilizar a los pacientes encamados y  al aseo personal de los mismos, al traslado de los pacientes a distintas pruebas. Muchas veces los pacientes deben comer o cenar en la cama porque no hay celador para que les acueste o les levante cuando lo necesitan. Otras veces están sentadas y quieren acostarse, y deben esperar más de una hora a que haya un celador disponible para que les acuesten. Esto  unido a la falta de personal de enfermería, que la mayoría de las veces no da abasto con su propio trabajo. Tanto los  pacientes  como los  trabajadores continúan sufriendo las consecuencias.
Después de hacer el seguimiento durante los meses de agosto y septiembre en coordinación con los celadores afectados, hemos acordado con este colectivo tomar dos medidas iniciales:

  1. a) Solicitar al Servicio de Prevención de Riesgos una evaluación de riesgos que mida los riesgos físicos y síquicos que amenazan a este colectivo, afectado por múltiples bajas, lesiones y accidentes.
  1. b) Presentar a la Dirección a través de un escrito, que adjuntamos, que, por un lado, informa del número de presencias a lo largo de estos dos meses y, por otro, hace la petición justificada de la necesidad de contratar un mínimo de 22 celadores (18 para hospitalización y 4 para quirófanos).

La evaluación de riesgos solicitada se va a demorar ya que hay otras evaluaciones pendientes consideradas más urgentes, y además también el Servicio de Prevención de Riesgos laborales esta bajo mínimos en cuanto a Recursos Humanos.  MATS ha respondido que de no hacerse la evaluación, denunciará esta situación a Inspección de Trabajo.
Dado que a día 24 de octubre, no  hemos obtenido respuesta, hemos comenzado una campaña informando a la población de la carencia de celadores y de sus consecuencias. La población en general y los pacientes de forma especial deben conocer que la falta de calidad asistencial que sufren (retraso e incluso ausencia de diversas prestaciones) se debe a una plantilla deficiente que también sufre esta situación en forma de excesivas cargas de trabajo, estrés y bajas laborales. Sirva de prueba que mientras el colectivo de celadores supone el 8% del total de trabajadores del hospital, han tenido un 19,31% del total de  los accidentes de trabajo en el último año.
Descargar la carta íntegra al Gerente
Descargar Comunicado
Sección Sindical MATS del Hospital Ramón y Cajal