El Colegio de Enfermería de Madrid (CODEM) ha llevado a la Consejería de Presidencia a los tribunales porque se ha negado a inscribir sus nuevos estatutos en el Registro oficial. El motivo: ‘no superan el control de legalidad exigido’

El Colegio de Enfermería de Madrid (CODEM) modificó en 2016 sus estatutos, a través de un Reglamento Interno, para cambiar el sistema de representación de ‘un enfermero un voto’ a un sistema de compromisarios. Varios colegiados de la Asociación Madrileña de Enfermería (AME) lo denunciaron en los tribunales y, a la vez, en la Consejería de Presidencia que, desde entonces, se ha negado sistemáticamente a registrarlos porque ‘No superan el control de legalidad exigido’.

Presidencia solicitó hasta tres informes jurídicos antes de tomar la decisión. Dos años después, sin más posibilidad de recurso, el CODEM ha denunciado el asunto en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, donde precisamente tiene una causa abierta, en este caso como demandando por AME, por la modificación de esos mismos estatutos.

En estos meses el CODEM ha convocado elecciones a compromisarios sin publicitar, como denunciaron varios colegiados, y ha seguido haciendo compras con los más de 9 millones de euros que recibe de las 47.000 colegiadas (las enfermeras están obligadas a colegiarse para poder ejercer la profesión). Entre estas nuevas adquisiciones se encuentra un local de 500 metros cuadrados por el que pagó 720.000 euros.
Decisiones que según el abogado de AME, José Luis Muga, son nulas de pleno derecho: «No tienen validez los actos que hayan sido adoptados por la Junta Directiva o por la nueva composición de la Asamblea de compromisarios. Pero claro, para que se declare la nulidad es necesario que se inicien las acciones de impugnación contra estos actos.
Fuente: Cadena SER / Teresa Rubio