Hace unos días, por la gran afluencia de pacientes en la urgencia del Hospital Ramón y Cajal, la sala de preingresos se colapsó. Esto sucede cada vez que no hay posibilidad de ingresar a pacientes por falta de camas en la hospitalización. Cada año en verano, se cierran demasiadas camas y surgen los mismos problemas.


La dirección ante esta situación tan grave, después de que MATS lo hiciera público, se ha visto obligada a no cerrar la planta 4ª centro control C y a reabrir la 11ª izquierda control B, las cuales tenían previsto cerrar en la segunda quincena de Julio, esto nos demuestra que la Dirección y la Consejería ponen el cumplimiento de uno presupuesto recortado por encima de las necesidades asistenciales.
Para poder atender a los pacientes ingresados en esta unidad, denominada  “polivalente”, a nivel del personal de enfermería se están sacando del preingreso a una enfermera y a una TCAE y al personal restante del pool de enfermería (grupo de enfermeras que cubre incidencias en el hospital).  Esto significa restar efectivos para cubrir necesidades en otros servicios donde surjan problemas así como restar personal de la urgencia.
El resto del personal, también necesario para dar servicio a estas plantas como: técnicos, celadores, pinches, administrativos, limpiadoras, personal suministros, etc tampoco se ha visto reforzado; se está dando cobertura con el personal existentes en el hospital, moviéndoles de un sitio a otro, esto provoca situaciones dramáticas por sobre esfuerzo y estrés a los trabajadores/as lo que puede repercutir en la calidad asistencial.
Como bien es sabido, durante todo el año el hospital viene funcionando bajo mínimos de personal y llegado el periodo estival las contrataciones que hacen son insuficientes, si a esto se suma el repunte de actividad como es en este momento, la presión por la actividad asistencial ya no se puede soportar.
La dirección en lugar de contratar mas personal decide poner un correo el día 19 de Julio de 2017 ofertando  al personal de enfermería el doblaje de turno para atender estas plantas de hospitalización que se están abriendo en el hospital, después de haberlas cerrado.
La situación demuestra que cierran camas de más y que contratan personal de menos, por lo tanto desde este sindicato
EXIGIMOS
1º Que no se sigan cerrando camas

2º Que se dote del personal suficiente de todas las categorías para poder dar un servicio adecuado y de calidad a los pacientes.
Sección Sindical MATS Ramón y Cajal
 

Hace unos días, por la gran afluencia de pacientes en la urgencia del Hospital Ramón y Cajal, la sala de preingresos se colapsó. Esto sucede cada vez que no hay posibilidad de ingresar a pacientes por falta de camas en la hospitalización. Cada año en verano, se cierran demasiadas camas y surgen los mismos problemas.


La dirección ante esta situación tan grave, después de que MATS lo hiciera público, se ha visto obligada a no cerrar la planta 4ª centro control C y a reabrir la 11ª izquierda control B, las cuales tenían previsto cerrar en la segunda quincena de Julio, esto nos demuestra que la Dirección y la Consejería ponen el cumplimiento de uno presupuesto recortado por encima de las necesidades asistenciales.
Para poder atender a los pacientes ingresados en esta unidad, denominada  “polivalente”, a nivel del personal de enfermería se están sacando del preingreso a una enfermera y a una TCAE y al personal restante del pool de enfermería (grupo de enfermeras que cubre incidencias en el hospital).  Esto significa restar efectivos para cubrir necesidades en otros servicios donde surjan problemas así como restar personal de la urgencia.
El resto del personal, también necesario para dar servicio a estas plantas como: técnicos, celadores, pinches, administrativos, limpiadoras, personal suministros, etc tampoco se ha visto reforzado; se está dando cobertura con el personal existentes en el hospital, moviéndoles de un sitio a otro, esto provoca situaciones dramáticas por sobre esfuerzo y estrés a los trabajadores/as lo que puede repercutir en la calidad asistencial.
Como bien es sabido, durante todo el año el hospital viene funcionando bajo mínimos de personal y llegado el periodo estival las contrataciones que hacen son insuficientes, si a esto se suma el repunte de actividad como es en este momento, la presión por la actividad asistencial ya no se puede soportar.
La dirección en lugar de contratar mas personal decide poner un correo el día 19 de Julio de 2017 ofertando  al personal de enfermería el doblaje de turno para atender estas plantas de hospitalización que se están abriendo en el hospital, después de haberlas cerrado.
La situación demuestra que cierran camas de más y que contratan personal de menos, por lo tanto desde este sindicato
EXIGIMOS
1º Que no se sigan cerrando camas

2º Que se dote del personal suficiente de todas las categorías para poder dar un servicio adecuado y de calidad a los pacientes.
Sección Sindical MATS Ramón y Cajal