Este problema que ayer parecía estar resuelto, y así se lo transmitimos  a la Cadena Ser, debemos hoy denunciarlo de nuevo.

Por mucho que  fumiguen y cierren los boxes afectados no servirá de nada si esta desinfección no se hace correctamente.  Hay estudios que confirman que las hormigas pueden ser vectores de transmisión de gérmenes tales como el Acinetobacter,Estafilococo, etc….

La Dirección no adopta las medidas necesarias para erradicar este problema , lo cual  atenta contra la seguridad de pacientes y profesionales. Este es un grave problema que debería conllevar la dimisión de los responsables.

Un oso hormiguero,  acabaría antes con esta crisis.

Los siguientes vídeos, grabados el día de hoy, demuestran lo que denunciamos