El equipo de enfermeros del servicio de Urgencias del Hospital La Paz ha impulsado una campaña de crowdfunding reivindicativa para comprar una silla de ruedas que se facilitará al personal del centro. En un comunicado firmado por el enfermero del servicio Guillén del Barrio se explica que se trata de un acto simbólico para concienciar a la población sobre la «grave escasez de personal y recursos materiales» que padece el hospital. Según afirma el propio Del Barrio, «la situación es peligrosa para los pacientes».


En el documento se detalla el mal estado del material: «Las escasas sillas de ruedas existentes se encuentran muy deterioradas. Algunas de ellas carecen de uno o ambos reposapiés y muchas no tienen palos para colgar los sueros de los pacientes, que se ven obligados a apoyar los pies en tiras de venda atadas al cuerpo de las sillas de ruedas. Además, muchas averías se reparan con esparadrapo», añade.
El enfermero denuncia asimismo la falta de personal en el centro. Según afirma, «dos salas comparten enfermeras, hay tres enfermeras y tres auxiliares, y hemos llegado a tener 40 pacientes en esas dos salas», lo que, según dice, ya ha ocasionado problemas con anterioridad. Además, añade, «nos deben 600 días libres». El enfermero teme igualmente el problema legal en que el equipo sanitario puede incurrir. «El día que muera alguien tendrá un problema la enfermera responsable», advierte.
A pesar de que esta situación «se lleva denunciando desde hace años», la dirección del hospital niega que haya una falta de recursos, tanto materiales como humanos. En diciembre de 2016, ante las protestas de los trabajadores, el centro contrató a cinco enfermeras y cinco auxiliares. Sin embargo, afirma Del Barrio, el personal contratado ha sido trasladado y «nadie nos da ninguna explicación». Asimismo, Del Barrio afirma que «siguen faltando cosas básicas» pese a los problemas de la dirección.
Así, el cuerpo de enfermeros ha iniciado la campaña de recaudación de fondos por internet «para que la vea el consejero de Sanidad», Jesús Sánchez Martos. Por otro lado, han distribuido huchas entre el personal para que quien quiera pueda realizar una aportación de un euro.
Fuente: El Mundo