Se acaba de publicar  la adjudicación por parte del SERMAS a Indra del contrato del Lote 1  de su importante concurso  de la oficina de desarrollo del SERMAS (o MEDAS) que había adjudicado a AXPE , tras una primera sentencia  del Tribunal Superior de Justicia de Madrid  que estimó el recurso judicial nº 225/2015 de Indra Sistemas contra esa adjudicación a AXPE de principios de 2015, que lleva prestando el servicio -totalmente externalizado- como nuevo proveedor desde Marzo de 2015, y ser desestimado un posterior recurso de casación.
Decimos importante por lo esencial para el SERMAS y la práctica clínica,los sistemas informáticos  afectados,  como el Horus o visor de historias multicentro dentro del SERMAS, la visualización en la Comunidad de Madrid de Historia Clínica Digital del Sistema Nacional de Salud, la Receta Electrónica de la CAM , el sistema de cálculo de topes del copago farmacéutico Siscata , el Registro Unificado de Lista de Espera Quirúrgica o RULEQ, el registro central de la Factura Sanitaria Informativa.
El SERMAs ha estimado que el período de esta adjudicación a Indra debe ser el período que resta de lconcurso, es decir desde el 1 de noviembre de 2017 hasta el 31 de marzo de 2019, sin perjuicio de la posible prórroga posterior de dos años prevista tras esa últim afecha.

Recordemos que en 2014 el SERMAS convocaba una nueva edición del concurso de servicios informáticos para MEDAS  de casi 25 millones de euros en 4 años con una división en esta edición de 5 lotes, cuyos contratos con las adjudicatarias fueron formalizados finalmente  con fechas 31 de Octubre para los lotes 2 a 5 , salvo en el caso del lote 1 que se formalizó el 31 de marzo de 2015 al experimentar un retraso debido a que se tuvo que readjudicarse a Axpe, tras una anulación de su primera adjudicación por un recurso de Indra al Tribunal Administrativo de la Contratación Pública. Precisamente Indra era el adjudicatario de la anterior edición del concurso. Indra argumentaba falsedad en la información de la oferta técnica de Axpe e incumplimiento de los requisitos mínimos de experiencia de los profesionales propuestos.
Según el texto de la sentencia, Indra presentó recurso (judicial) contencioso-administrativo contra la resolución final del Tribunal Administrativo. y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, tras unos certificados solicitados al Centre de Telecomunicacion i Tecnologies de la Informació de la Generalitat de Catalunya, declaró probado que los dos perfiles para jefe de proyecto incluidos en la oferta de AXPE NO tenían la experiencia mínima por dicho centro exigida en proyectos dentro del sector sanitario, como habría declarado AXPE en la oferta, por lo que el Tribunal de Justicia sentenció la anulación de la adjudicación a Axpe y su exclusión al no superar los requisitos exigidos, pasando la segunda y única otra oferta, la de Indra, a  la nueva adjudicataria, siempre y cuando presentara la documentación que se exigía en la fase final del concurso.
Como ya era la adjudicataria de la anterior edición era de suponer que superaría esos requisitos de documentación. Por otro se debió presentar recurso de casación contra la sentencia que ha debido retrasar su ejecución, pero no impedir finalmente dado que ha sido desestimado. Así Indra volverá a llevar esta parte de la oficina -externalizada- de desarrollo del SERMAS o MEDAStras  más de 2 años y medio sin llevar los desarrollos de este lote, siendo también de presuponer un cierto impacto en los tiempos de desarrollo y ejecución por este nuevo cambio de proveedor, similar al que yapudo haber cuando entró Axpe.  Sin ir más lejos, podría afectar a los tiempos de implantación la Receta Electrónica en los hospitales  anunciada por el Consejero de Sanidad que se completaría  antes del fin de este 2017
Recalcar una vez más que esta asociación defiende que el personal propio bien aprovechado y actualizado en su formación y competencias y, en caso de ser necesario, reubicado en funciones y ámbito de actuación ante posibles procesos de homogeneización y centralización, con una gestión lógica de sus funciones basada en contar con «lo que tenemos»  puede contribuir a significativos ahorros económicos y un mayor control y retención de conocimiento frente a un modelo totalmente externalizado, y en especial, supondría una evidente protección ante problemas en la continuidad de la calidad del servicio por cambios de proveedor como sucede en los modelos de externalización total.
En especial APISCAM defiende que las diferentes unidades centrales del SERMAS (Oficina Técnica de Proyectos, CEDAS, MEDAS, CESUS, etc) deberían ser gobernadas y sus funciones principales realizadas por personal propio,  incluyendo  las de gestión y control técnico, así como funciones técnicas de las que se cuente ya con una buena base que aprovechar.