El informe anual presentado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos indica que desde el inicio de la crisis social «se han cometido múltiples y graves violaciones a los derechos humanos, no tratándose de hechos aislados o simples excesos».

CNN Chile.

Este lunes, el presidente del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, presentó el Informe Anual sobre la Situación de Derechos Humanos en Chile, en el cual se describen “las graves violaciones a los DD.HH.” realizadas por agentes del Estado entre el 17 de octubre y el 30 de noviembre. 

En la instancia, el director del INDH calificó las violaciones a los derechos humanos como “graves y muy numerosas” y destacó que existen “antecedentes robustos” como para definir que estos hechos no fueron aislados, remarcando que esto “produjo en su conjunto las más graves violaciones a los derechos humanos desde 1989”.

“El Consejo del INDH ha llegado a la convicción de que, a la fecha, se han violado gravemente los derechos a la vida y la integridad física y psíquica“, indica el documento, donde se hace énfasis en las denuncias relacionadas con el “uso indiscriminado de perdigones, torturas con connotación sexual y lesiones oculares”.

Asimismo, detalla que “el mayor número de muertes y la mayor proporción de lesiones por trauma ocular, como de personas heridas, se produce durante el período de Estado de Emergencia”.

A continuación, algunas de las conclusiones planteadas en el informe del INDH

“Hechos que no debieron haberse vivido”

“La presentación de la información que se ha entregado ha sido un recuento de hechos que no debieron haberse vivido. Las violaciones a los derechos humanos no deben tener relativización alguna, y se han expuesto con el objetivo de mostrar fenómenos complejos de la convivencia nacional, respecto de los que deben tomarse las medidas necesarias para que las condiciones que las hicieron posible no persistan, asegurando su futura no repetición”.

“Al INDH le preocupan de especial manera las denuncias por uso indiscriminado de perdigones, torturas con connotación sexual, y las lesiones oculares. Sin perjuicio de lo anterior, será tarea de los tribunales determinar la verdad judicial sobre las circunstancias específicas de los hechos y personas involucradas”.

Falta de control de Carabineros

“La falta de control sobre los medios disuasivos y métodos utilizados por parte de Carabineros es un problema que se explica , entre otras causas, por una indebida autonomía exhibida, desde el inicio de la democracia, por parte de dicha institución respecto de la autoridad civil, cuestión que también quedó en evidencia en los recientes escándalos por casos de corrupción de gran magnitud”.

“Considerando que la mayor cantidad de violaciones a los derechos humanos se produjo durante la vigencia del Estado de Emergencia, resulta totalmente inconveniente que las Fuerzas Armadas participen de tareas de orden público, por su misión institucional y falta de preparación tanto práctica como logística”.

Protección a los derechos humanos

El Estado ha faltado gravemente a su deber de proteger una serie de derechos humanos como el derecho a la vida, integridad personal, propiedad privada, libertad de circulación, al no haber podido garantizar el orden público y la seguridad ciudadana”, señala el documento.

Quienes se ocupan de los derechos humanos no debieran despreocuparse de la seguridad de la ciudadanía y viceversa. Del mismo modo, quienes se manifiestan o protestan deben hacerlo de modo pacífico, como se ha dicho. Sin embargo, estas cuestiones parecen haber dejado de ser evidentes en el Chile actual, al pretender en el debate público situar a los derechos humanos como contrarios al orden público, visión que es discordante con los valores democráticos”.

Graves violaciones al derecho a la integridad personal

“El registro del INDH dio cuenta que 347 personas han resultados con heridas oculares y se han presentado 29 querellas referidas a diversos traumatismos oculares.

Esta violación del derecho a la integridad personal ha generado, entre otros, los siguientes cuestionamientos respecto a Carabineros:

  • a) la utilización de escopetas antidisturbios sin respetar los criterios y exigencias dispuestos en los Protocolos para el mantenimiento del orden público basados en el derecho internacional de los derechos humanos.
  • b) el uso de balines no conforme a las normas de la propia institución
  • c) la excesiva demora del alto mando de Carabineros en la toma de medidas efectivas para evitar la comisión de actos lesivos a los derechos humanos. Al 30 de noviembre el equipo de observadores y observadoras del INDH han constatado que efectivos policiales han utilizado nuevamente
    las escopetas antidisturbios en contra de las y los manifestantes, sin que hubiese estado en peligro su vida o integridad física como señalan los protocolos”.
 
Descarga el informe anual del Instituto Nacional de Derechos Humanos sobre la situación de los Derechos Humanos en Chile en contexto de la crisis social: