cabecera-escritos-mats-nuevo-logo

EL GERENTE DEL HOSPITAL RAMÓN Y CAJAL PROHÍBE UNA REUNIÓN ENTRE PROFESIONALES Y REPRESENTANTES POLÍTICOS

El pasado 17 de abril los delegados sindicales de Movimiento Asambleario de Trabajador@s de Sanidad (MATS) pusieron en conocimiento del Director Gerente del Hospital, Don Juan José Equiza, que el martes 21 se iba a celebrar «una reunión entre trabajadores y representantes de algunos de los partidos … con el fin de transmitirles unas serie de reivindicaciones laborales para que traten de hacerlas efectivas en la próxima legislatura».
La contestación nos ha llegado a ultima hora del lunes 20, firmada por el Director de RRHH, Pablo Calvo. En ella se dice que «no hay autorización para realizar la mencionada reunión». El argumento para tal negativa es que «presumiblemente tiene más naturaleza política que sindical, lo que no encaja dentro de la acción sindical a la que todo sindicato tiene derecho» .
De esta forma, la Dirección del Hospital Ramón y Cajal basándose en una particular interpretación de lo que es sindical y lo que no lo es, impide el derecho de reunión al que todo trabajador debe tener acceso e impide que representantes de la ciudadanía puedan tener una normal relación con sus representados. Tal interpretació además contraviene el artículo 7 de la Constitución Española que señala «Los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales contribuyen a la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que les son propios. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley».
Los representantes políticos dispuestos a participaar en el acto son Caridad García, diputada en el Parlamento Nacional por Izquierda Unida (IU), Enrique Normand, diputado autonómico por Unión Progreso y Democracia (UPyD) y Carmen San José, responsable de sanidad en el Consejo Autonómico de Podemos.
Lamentamos que, una vez más, cargos de la administración autonómica que dirige el gobierno del Partido Popular, cuya misión es gestionar los bienes públicos, usen estos en función de intereses políticos particulares.
Atentamente
Mar Coloma, Teresa Poza y Javier Cordón, delegados del MATS en el Hospital Ramón y Cajal.

 

Adjuntamos contestación del Director de RRHH del Hospital Ramón y Cajal

 

 
De: Calvo Sanz.Pablo
Enviado el: lunes, 20 de abril de 2015 14:23
Para:  Sindicato Mats Hospital Ramón y Cajal
Asunto: Asamblea MATS: Solicitud 21 de abril 2015 – aula de Rehabilitación.
 
 
 

En relación con los escritos presentados por el sindicato MATS: solicitud de aula y el documento remitido a la Dirección Gerencia el pasado 17 de abril, se informa lo siguiente:

 
Del primer documento se deduce que dicha central sindical ejerce el derecho de reunión contemplado dentro de la ley orgánica de libertad sindical y procede de una organización legitimada para la convocatoria a este tipo de acto. En dicho documento se detalla el objetivo de la reunión y que es para un «acto de elecciones sindicales».
 
Por el contrario en el documento remitido a la Dirección Gerencia, partiendo de una supuesta autorización administrativa para el uso de un aula, se detalla que la finalidad de la reunión es la «transmisión de reinvidicaciones laborales a determinados partidos políticos».
 
Respecto al primer documento, en sentido formal, no habría ningún obstáculo impeditivo para que un sindicato pueda disponer de un aula para desarrollar una actividad sindical propia y genuina del sindicato.
 
Por el contrario, en el segundo documento,  se evidencia es un cambio sustancial en el contenido material de lo que se pretende con la reunión convocada, donde presumiblemente tiene más naturaleza política que sindical, lo que no encaja  dentro de la acción sindical a la que todo sindicato tiene derecho y determina el cuestionamiento de la autorización concedida toda vez que, con posterioridad a la autorización otorgada, se ha cambiado la finalidad de la reunión. En consecuencia no hay aurización para celebrar la mencionada reunión.
 
Pablo Calvo Sanz
Director de RR.HH.
H.U. Ramón y Cajal