Si cualquier trabajo requiere unas mínimas y suficientes condiciones laborales, cuando hablamos de sanidad pública esas condiciones tienen que ser las mejores. Estamos hablando de personas que cuidan a personas.
Porque no podemos seguir permitiendo empleos precarios y atención insuficiente, porque necesitamos profesionales dedicados y con buena salud, y porque la calidad de nuestra sanidad pública debe ser una de las prioridades en el presupuesto de la comunidad de Madrid, me uno a la denuncia colectiva.

Carmen Espinar, usuaria