Hoy 20 de Julio no hay distribución de prensa escrita en Madrid. Los repartidores autónomos han convocado una huelga para protestar por la situación laboral con la empresa Boyacá.
Los repartidores encargados de la distribución de prensa por la Comunidad de Madrid han dejado de hacer sus funciones ante la negativa de la empresa distribuidora, Boyacá, de negociar unas mejores condiciones con los trabajadores.
Esta mañana los trabajadores han conseguido descargar toda la prensa en la misma sede de reparto, para evitar que la empresa les denunciaran si seguían manteniendo  los periódicos en las furgonetas.
Según los repartidores: ” Más de 150 familias dependen de esta empresa. La intención de Boyacá son las de reducir el número de trabajadores, establecer un sueldo mísero y contratar a personas que acepten estas condiciones”.
Esta empresa se quedó con la distribución de toda la prensa de Madrid y ahora, según los trabajadores, intentan aligerar personal y seguir bajando los sueldos para poder conseguir más ganancias. Los trabajadores no están dispuestos a aceptar esta situación y hoy ha sido el primer día de huelga, pudiéndose ampliar más días y crear un colapso en el propio almacén de Boyacá, junto con la situación de los propios kioskos de prensa que no podrán ofrecer el servicio habitual.
Se estima que hoy se han dejado de repartir 90.000 ejemplares en Madrid. Esta huelga podría llegar a suponer hasta 700.000 euros de pérdidas al día.
Fuente: Fuenlabrada Noticias