cabecera-comunicados-mats

La Unidad de Urgencias es una de las zonas más conflictivas de un hospital. Tiene unas características peculiares como la necesidad de una inmediatez de valoración del enfermo, y en no pocas ocasiones una atención sanitaria rápida y eficaz.
Estas características dan a esta Unidad la propiedad de escaparate de cara a la sociedad, y por consiguiente una valoración continua de su funcionamiento, y no sólo de la propia Unidad sino que a través de ella, también del hospital donde está ubicada. Es tradicional la valoración pormenorizada tanto por parte del enfermo como de su familia: tiempo de espera, calidad de la atención recibida al propio enfermo y a sus familiares, ubicación en el área de Urgencias, resolución de sus problemas, tiempo de espera para ser ingresado, etc.
La gran mayoría de las veces, los enfermos acuden a Urgencias porque tienen problemas urgentes. Los profesionales que les atienden suelen estar entrenados y a veces especializados en esta clase de enfermos y en sus dolencias, y en ocasiones, como cuando coinciden varios enfermos complejos en la Unidad, o en periodos epidémicos de alta incidencia de determinadas enfermedades como la gripe o la gastroenteritis, deben soportar una sobrecarga de trabajo importante.
El tiempo de estancia del enfermo en la unidad de Urgencias debe ser el mínimo posible. Sólo el imprescindible para resolver el problema que le ha llevado hasta allí, o, si no es así, determinar su ingreso en la correspondiente planta de hospitalización.
Es indudable que el periodo invernal trae consigo un gran aumento de y enfermedades respiratorias, que inciden con mayor gravedad en determinados enfermos como las personas de más edad, los portadores de problemas cardiovasculares o respiratorios crónicos, y los enfermos inmunodeprimdos, entre otros. La Atención Primaria es insuficiente para atender a todos los enfermos en esta situación epidémica. Y esto ocurre todos los años.
Y año tras año se asiste a la increíble pero cierta falta de previsión ante esta esperable sobrecarga de enfermos en la Urgencia. No es algo inaudito, fuera de lo común, que coja a las direcciones de los hospitales por sorpresa. Es lo mismo de todos los años. Demuestran así, también año tras año, su ineptitud y su irresponsabilidad. Hay que ser muy mal gestor o tener mucha cara dura para que no se tomen medidas con la debida antelación.
La política de recortes que el gobierno de la Comunidad de Madrid, junto a su decidida apuesta por la sanidad privada, terminan de dibujar el panorama actual de la urgencia hospitalaria en nuestra Comunidad. Las Unidades están mal dotadas, faltan recursos materiales al tiempo que se han realizado (y se siguen realizando) obras innecesarias con presupuestos opacos y adjudicadas con sospechosa rapidez. Faltan sábanas, y hasta medicación.
Se han perdido miles de puestos de trabajo en la Sanidad Pública, y en Urgencias se pone aún más de manifiesto en estos periodos epidémicos. Pero a esto se une algo más: la sensación de impotencia de los profesionales de urgencias al no poder ofrecer al enfermo una asistencia de mejor calidad.  Deben atender a enfermos después de 24, 48, 72 horas de estancia, en lugares tétricos, sin luz, hacinados, sin ninguna intimidad. Es injusto e impresentable. Y aún más teniendo plantas cerradas unos metros más arriba
Y en este punto llega el insaciable apoyo del gobierno de la CM a la sanidad privada: La urgencia está tan saturada que no admite más enfermos; por lo tanto hay que desviarles a los hospitales privados más cercanos, que están más vacíos. Esta es la solución final que dan los gobernantes después de una inaceptable falta de previsión y de unos recortes salvajes.
La profesionalidad del personal sanitario salva día a día una situación insostenible y denunciable. Todos, profesionales y usuarios debemos tomar este problema como nuestro y reclamar que se completen las plantillas de trabajadores y que existan un número de camas suficiente, todo ello con el objetivo de prestar una atención digna y de calidad al enfermo que llega a Urgencias.
ver documento en  pdf-icono