El viceconsejero andaluz de Salud denuncia a Jesús Candel por los presuntos delitos de injurias y calumnias. Él responde: “No tengo miedo, tengo la verdad de mi parte”.

“Me esperaba la querella, pero llega tarde, porque ahora tengo a toda una ciudad detrás y nuestra lucha no puede silenciarse”, advierte tajante el doctor Jesús Candel, el alter ego de Spiriman, el superhéroe que ha movilizado a cientos de miles de granadinos en defensa de la implantación de dos hospitales completos públicos de la ciudad. Así valora la denuncia que el viceconsejero andaluz de Salud, Martín Banco, ha interpuesto contra él por unos presuntos delitos de injurias y calumnias.

 La denuncia no corresponde a las declaraciones vertidas por Jesús Candel en EL ESPAÑOL, en la que atribuía a Martín Blanco y a Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía, el hecho de haber apostado por la privatización de la sanidad andaluza “para enriquecerse con toda una red clientelar”. Tampoco por el anuncio de las mordidas que atribuye al PSOE andaluz.

El viceconsejero de Salud y María José Sánchez Pérez, directora del Registro de Cáncer de Granada y profesora de la Escuela Andaluza de Salud Pública, han interpuesto una querella contra Spiriman por difundir un vídeo en YouTube, el pasado 2 de noviembre de 2016, en el que el demandado “procedió a dar lectura a unos párrafos de contenido totalmente calumnioso” en el que decía que los denunciantes “estuvieron hace años imputados por un delito contra el patrimonio”. Hecho que niega Martín Blanco y Sánchez Pérez.
Fuente: El Español