El juzgado de instrucción ha admitido a trámite la denuncia de las trabajadoras, que llevan dos años protestando por la falta de personal y medios materiales en el centro, y pide a la Fiscalía que investigue

Cadena SER     Teresa Rubio
Ancianos encamados más de 15 horas porque no hay personal suficiente para levantarlos a todos, errores en las medicaciones de los residentes y módulos de 40 grandes dependientes atendidos por un máximo de tres auxiliares. Este es parte del relato que, desde hace más de dos años, repiten de forma insistente las trabajadoras de la Residencia de Mayores de Alcorcón, un centro de la Comunidad de Madrid en el que viven 270 ancianos.
Las reclamaciones por parte de las auxiliares de enfermería y de los familiares de los residentes han sido constantes en los dos últimos años, sobre todo después de que uno de los mayores falleciera en el jardín del centro tras pasar la noche entera a la intemperie, porque nadie se acordó de recogerle y llevarle a su habitación. Fue en 2017. El caso, que llegó a los tribunales, finalmente fue archivado pero las que tuvieron que desfilar por el banquillo fueron las auxiliares de enfermería que, ahora, han denunciado a la Agencia Madrileña de Atención Social por ausencia temeraria de personal y «abandono de funciones públicas»